Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mi Madrid Si algo pudieren mis versos, puedes estar, Madrid, cierta que has de vivir en mis plumas, ya que en las del tiempo mueras. QUEVEDO. De tal manera fija, Madrid siempre querido, la imagen de tus glorias en mi m. emoria está, que al verte retocado, galán y embellecidoj por más que á mis recuerdos inspiraciones pido, te husco en todas partes y no te encuentro ya. iQué fué de tus callejas la soledad ilum, inada sólo por la insegura de aquellos farolillos luz sombría, Los álamos del Soto, por donde Manzanares sus pobres aguas deja por entre arenas ir, poma ni escuchan ya los ecos de trovas ni cantares, ni en sus cortezas guardan las cifras que á millares amados y amadores solían esculpir. que la piedad ante una no muy bella imagen de María ó ante un Cristo de palo clavado en tosca cruzí Qué fué de tus procaces y alegres Mentideros? Avellanadas dueñas de reverenda toca, Blas, ¿Qué fué de la Almudena? ¿Qué fv del Salvador? ¿Qué fué de aquellos nobles y altivos caballeros que á cada paso daban al aire sus aceros, fanáticos guardianes de su intachable honor? terceras en las citas del Ángel y San busconas sempiternas de pedigüeña boca, cuyo recuerdo solo á la memoria evoca la musa más gallarda que el mundo vio jamás.