Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f í y 1: 1 EN BAILE ¿Qué es nuestra vida? Un baile de criaturas, un cotillón eterno con mil figuras; y las parejas son jóvenes y viejos, niñas y viejas. Cuando el misero niño, ya de aire falto, sale á la luz del dia, da el primer salto; pero le fajan, y por algunos meses su paso atajan. Después hace pinitos, da hrinoos luego, y alfinbusca pareja, de amores ciego; y hay hatimanes que algún papá le arrima, y otros desmanes. Si alfinpararla logra, y la muchacha, queriendo también baile, se pone en facha, los casa el cura, y es padedú amoroso de moral pura. Si es político, baila que se destronza, dando vueltas y vueltas como peonza; mas no sepcvi a, siempre hacia el presupuesto vuelta la cara. El que siendo un bodoque logra un empleo, bailará seguidillas, y lasAa, jaleo, y el desgraciado que se queda cesante, zapateado. Muchos gobernadores rigodonean, bailan oZte agarrada las que chulean, y vals corrido, cuando valsa su esposa, más de un mando. ¿Que á una americanita n e los puntos un oven que no ha visto dos duros juntos? Pues el zanguango quiere con la muchacha bailar un tango. Cada señor Ministro su danza sabe. Baila minué el de Estado, baile muy grave; ceremonioso, todo son cortesías y hacer el oso. El de Guerra prefiere la cspata- danza, que es simbólico baile de antigua usanza; danza guerrera, en que fingen combates á la carrera. Baila el que está en Fóiñeñl la gallegada, que es Galicia una tierra inuy fomentada; mucho maiTiso y coles y chiquillos, que es ya un abuso. Bania- prima el de Hacienda porque á ojos vistas le dan muchas, primadas los prestamistas; y hay cambios tales, que á lo mejor un duro vale dos reales. E Í de Gracia, y Justicia las sevillanas con una buena moza de las barbianas; porque, en justicia, no hay más gracia en elmu. i íió ni más malicia. El de Ultramar giiaracTms, baile de allende, y el de Marina nunca, danzar pretende; se balancea y iaila solo, que eso no le marea. A lo mejor la muerte, que es bastonero, á un bailarín le dice: ¡Bien, caballero! Y es la mudanza tronehadura y al foso, y abur la danza. R A F A E L G Á K C I A Y SANTISTEBAN.