Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 Del ano la señal idA carrera mediada es: ¡Estación del sexto ibes! jÍTij- einta días de parada Mengua la noche cobarde, y el sol, radiante y ufano, se levanta más temprano y se retira más tarde, Ya el verde racimo brilla, y la espiga sazonada tiende su alfombra dorada por los campos de Castilla, Plantas y frutos y flores cubren el llano y la sierra, y se desborda la tien- a en jtigo, aroma y colores. La más sagrada función da al mundo cristiano ejemplo, y Dios sale de su templo eo vistosa procesión. El sol más claro fulgura, y üo bay en la corte y villa madrileña sin mantilla, ni balcón sin colgadura. Con peregrina belleza cantan el fausto suceso ángeles de carne y- hueso con flores en la cabeza. ¡Corpits! Nuncio del verano. ¡El día más venturoso y el más grande y más hermoso de todo el año cristiano ¡Judio! Gíozoscl %3 ff 5l antes par 9. el gue en el aúla brilla, ssJ y terrible pesadilla d e los malos estudiantes Pasadas gandulerías Con indigestiortes paga el infeliz que se traga todo un curso en (Miatr o días. Ante el recto. tnbunal nai las deficiencia s notiEi y l fcalabazas brotan yde tamaño colosal. Llega a! pueblo el bigardón, y oye el padre de su labio que aquel que juzgaba sabio ha resultado iwlón. Fingiendo dolor íuiuenso, disfraza el chico el engaño. ¡La cosecha de aquel año le cuesta al padre el suspenso y el muchacho, que es un boI dice: ¡Yo, el año he perdido; pero, en fin, me he divertido en Eslava y en Apolo! ¡Junio! El verano risueño ya sus pendones tremola, y hay capa que se va sola hasta la casa de empeño ¿Quién en Junio pasa apuros y de la capa no escapa, cuando dan por una capa en buen estado tres duros? Pueden los más friolero sin miedo desabrigarse. ¡Llegó el mes de desnudarse, señoras y caballeros! Ya de San Antón el día alegre se manitiesta, por ser la primera fiesta popular que Dios envía. Los tiestos llenos están de albahacas y hierbabuenas. ¡A bailar en las verbenas de San Pedro y de San Juan ¡A bailar, y fuera susto, que ios buñuelos también, al freirse en la sartén, están bailando de gusto! Del organillo al compás sudará la gente el quilo, y habrá schotis con estile y polcas con r ¡ofetás. Ya de las estererías se retiran las esteras, y ya hay lindas horchateras eu varias horchaterías. Lo requiere Ja estación, y ya hay leche merengada, y ya hay chicos de- cebada. y ya hay chicos de limón. ¡Oh Junio, hermoso y ufano! ¡Bien hayas, oh sexto mes! yo te saludo cortés y no te beso la mano. Josft JACKSON VEYAN, A