Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
869 con los bichos y los públicos, la tremenda competencia con el tremendo Salvador, los crueles comienzos, los millones ganados á pulso y derrochados después á mano abierta, los altibajos de la suerte, la apoteosis final; tú que aprecies á Rafael en la intimidad de su vida, en su casa, en su patio, al lado de los suyos, que son ciento y la madre, y le obligan á renovar en nuestros tiempos la existencia del patricio romano con su interminable séquito de parientes, clientes y parásitos, siempre adulado, festejado y saqueado; tú, en fin, que le veas en las faenas de campo, ya en la dehesa de CASA PRINCIPAL DK LA DEHESA DE EAEANALliS Rabanales, ya en 1 cortijo de Pendolillas, ora allá arriba en la DONDB TIENE LAGARTIJO StJ GANADEEÍA sierra y sus pintorescos vericuetos, ora allá abajo en Córdoba la Vieja y su fértil llanura; resucitar algo del aplomo, de la agilidad, de la elegancia, del golpe de vista, de la masculina seducción con que durante tantos años y en tan diversos trances ha cautivado Rafael á tantas gentes y en tan diversos sitios La coleta se va, pero el pelo queda. Persuadido- de que no has querido tomarme el mío, y seguro de lo sinceras que son, ya que no justas, tus cariñosísimas alabanzas, te agradezco en el alma el artículo publicado en Pluma y Lápiz. Si no me importara, comerme importa, menos de un ardite cuanto puedan berrear tontos ó malvados, una sola de tus palabras bastaría á indemnizarme de un millón de esos berridos. Además, me has hecho con tu carta un favor singular: el de proporcionarme asunto para responder á la invitación de la dirección de BLANCO T NEGRO, escribiendo cuatro lineas que acompañaran alas fotografías hechas exprofeso para este semanario por mi excelente amigo el Sr; D. Eustasio Terroba. Yo, á la verdad, no sabía cómo atender aquellas galantes instancias... ¿Iba á descolgarme á estas fechas con ditirambos de última hora? ¿Iba á tomar de capa al gran torero? ¿Iba á descubrirle? BOBA. -APUNTE DE LA CAPILLA EXISTENTE EN LA CASA DE EAEAEL MOLINA No acertaba á salir del paso, y tú me has dado la salida ad- mirablemente, brindándome La coleta de Rafael. Esta otra qué yo te dedico vale infiniiamente me- nos, pero ¿qué quieres? Del lobo, un pelo. De Lar gartijo... una cana. SOBAQUILLO INTÜKÍOK D a LA PLAZA EN DONDE SE VERIFICA LA TIENTA DE LOS TOKOa DE LAGARTIJO