Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL HOMBRE JUZGADO POR LAS MUJERES Hombres necios que acusáis á la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis. Si con ansia sin igual solicitáis su desdén, ¿por qué queréis que obren bien, si las incitáis al mal? SoE J U A N A I N É S D E LA CETTZ. La inaldad de los hombres ha sido siempre más ingeniosa que previsora la sabiduría de los legisladores. MAD. D E Y E E Z Ü E E El hombre no debe ser amado por la mujer que se conozca superior á él; que el amor sin veneración no entusiasma: no ea más que amistad. JOEGE S A N D Los hombres son muy diferentes de las estatuas: éstas parecen más pequeñas á larga distancia, y los hombres parecen mucho más pequeños á medida, que van acercándose. MAD. DEFFAtrT. La soberbia es una grande y pesada bestia que mata al hombre que sube en ella, cogiéndole debajo con su pesadumbre, ó por la gran caída de su altura. O L I V A SABUCO. Y es bien advertir que en la era que co rre estamos en tan adversa opinión con los hombres, que ni con el sufrimiento los vencemos, ni con la inocencia los obligamos. MASÍA D E ZATAS y SOTOMATOE. Es propio solamente de un hombre de poca experiencia el hacer una declaración en forma. Una mujer se, persuade de que es amada, mucho más por lo que adivina que por lo que se le dice. NiNON DB L B N C L Ó S Los hombres que fingen estar enamorados consiguen más que los que lo están verdaderamente. NiNON DE L E Ñ Ó L O S ¿Cuándo os desengañaréis de que los hombres no procuran más que derribaros y destruiros, y luego decir aún más de lo que con vosotras les sucede? ¿Es posible que con tantas cosas como habéis visto y oído no reconozcáis que en los hombres no dura más la voluntad que mientras dura el apetito, y concluido éste, se acabó? M A E Í A D E ZATAS T SOTOMATOE. El hombre no tiene cualidad tan activa como el egoísmo cuando en su alma se alberga semejante pasión; y según la hermosa frase de Leopardi, su egoísmo es una espada que hace sin cesar el molinete al rededor de su espíritu. M A D O. B A C H I Las declaraciones lisonjeras que más agradan al amor no son las que hace el hombre, sino las que se le escapan. NiNON DE L E N C L O S La vanidad crece en ciertos hombres en proporción del mal éxito que les produce. M A D C. B A C H I Justioia de los hombres, yo te busco, pero sólo te encuentro en la palabra que tu nombre aplaude, mientras; te niega tenazmente el hecho. ROSALÍA D E CASTEO. El vicio más abominable que puede tener el hombre es no estimar, alabar y honrar á las damas; á las buenas porque lo son, y alas malas por las que son buenas. M A R Í A D E ZATAS T SOTOMATOE. Nos espantaríamos si viésemos el interior del corazón de los hombres dominados por el amor á la gloria. Si se hubiesen penetrado todos los pensamientos de Alejandro, Julio César y Carlos X I I de Suecia causarían horror. MAD. D E G B N L I S Los moralistas han dicho al hombre: Abate, sofoca, reprime tu orgullo pero yo le digo: Justifícalo. Tal es el secreto de todas las vidas de hombres eminentes. MAD. D AaouD. Por torpe que sea una mujer, comprenderá todo lo que se refiere al amor. Por inteligente que sea un hombre, no comprenderá más de la mitad. CECILIA F E B Los fanfarrones son valientes rara vez, y los valientes son rara vez fanfarrones. CEISTINA, E E I N A DE SUECIA. Los reyes deben seguir su marcha sin inquietarse por los clamores del pueblo, así como la luna sigue su curso sin que la detengan los ladridos de los perros. CATALINA I I D E E U S I A Los hombres son, en su insensatez, incapaces de conocer la felicidad. MAD. D E P U I S I E U X Yo amé significa: Nada le basta al hombre jamás; la pasión más delicada, la promesa más sagrada, son humo y viento y no más. G- GÓMEZ DE A V E L L A N E D A Pocos hombres saben lo que es amor, y de los que lo saben, hay pocos que lo digan. La mujer que no ve á su amante. en todo el M A D GUIZOT. día, mira este día como perdido para ella; y el hombre más apasionado lo mira solamente Cuando el hombre aborrece mucho, todavía perdido para el amor. -ama un poco. M A D C. D E SALAS. M A D DESHOUILLBES. Los vendavales de la existencia humana son las pasiones, y las pasiones de la mujer son atizadas, en vez de ser contenidas por la mano protectora del hombre. M A E Í A D E L P I L A E SINUÉS. El hombre celoso encuentra siempre más de lo que busca. MAD. D E SCUDBEI. Los hombres creen que el engaño les acredita más como personas de entendimiento que la verdad; porque la mentira es invención suya. MAD. D E STAEL. La generalidad de los hombres piensa poco, cree todo lo que le dicen, y obra por instinto. M A D EOLLAND. No existe un solo hombre que no obre por la voluntad de su mujer fatalmente ó sin saberlo. Casi todos los actos de los hombres políticos corresponden á las mujeres. EMILIA DE GIEAEDIN. Casi todos los hombres se parecen, cuando no en lo que hacen, en lo que pueden hacer. M A D D E STAEL. A pocos podríamos calificar en la tierra de grandes hombres si no se concediese este título más que á los hombres de bien. JOEGE S A N D El objeto de la pasión de los hombres es la hermosura; la mujer que la pierde, lo pierde todo para ellos. MAD. D E L A M B B S T El hombre crédulo es un necio, pero él qué duda de todo es un gi osero. MAD. DE FBESNB. Castigar á las mujeres por las debilidades que ellos se esfuerzan en inspirarlas, es una gran injusticia de los hombres. MAD. D E L A M B E E T Los hombres no prodigan el respeto á las mujeres más que en la pertinaz intención de faltarles á ello más pronto que pueden. MAD. D E EIEXTX. El hombre más corrompido siente, á pesar suyo, una especie de respeto á la virtud. MAD. D F VBHzmiE.