Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
317 U- -Allí está la princesa rusa- ¿Dónde? -JEn aquel milord que tieue las ruedas amarillas- ¡Ah, sí, ya la veo! Sola, como siempre! ¡Qué figura tan arrogante! Es urja estatua- -Dícese que delira por todo lo hípico- -Es una verdadera hija de las estepas JuanitO Mendoza, el agregado de embajada, la ha visto centenares de veces en Petersburgo guiando una cuadriga de trineo á la carrera... Monta á caballo como un gaucho, y eu sus posesiones de Moscou se dedica á domar potros salvajes- -Un marimacho- -No lo creas Esas manos que empuñan las bridas, saben manejar el pincel y tocar el arpa Es una mujer ilustradísima, que habla seis ó siete idiomas- -Una romántica, entonces, ó, como ahora se dice, unfineurósica- -Histerismo puro- ¿Y á qué ha venido á Madrid? -Á las carreras No falta á ninguna de las que se verifican en el globo Desde Londres á Melbourne, conoce las mejores cuadras- -Por supuesto, es rica- -Treinta veces millonaria Huérfana, dueña de sus actos, veinte primaveras, hermosísima Un excelente partido, chico... ¿Ha tocado la campana? -Sí El síarto- da la salida... III- -Nada, nada, que gana S í r ft desahogadamente Lómenos por dos cuerpos E s o está por ver, generala Mire usted que figuran en la carrera dos invencibles: jPa fer y De aíío- -Aunque figure el propio Pegaso. Pero ¡atiendan ustedes, qué bríos! -Es una flecha ese caballito. ¡Y qué extraño hace con su pequeña alzada, sus crines crespas y su larga coJa! ¡Ya, ya! Parece una jaca de matutero... -Yo pongo, por JíTío- sA: quinientas pesetas. -Y y o -Pero, ¿de dónde diablos habrá sacado el Daque de Grbaneja semejante animal? -8 u mismo nombre lo indica E mi potro de cosaco- ¡Ah, vamos! De fijo que anda en el ajo esa estrella rusa de moda- -La misma, generala Eá uña hist ¡ria interesantísima Un cuento de Tolstoi. -Venga, venga... ¡Hurra, burra! ¡Bravo! ¿Qué es ello, Marqués? ¡Usted que abarca más desde el pescante! ¡Qae se calza el primer premio ÍTMCS ¡Que se le llevó el primeritol ¡Oiga usted la gente! ¡Qué estruendo! -Como que á todo el mundo ha extrañado la estampa- ¿Y decía usted que es ima historia de gran interés? IV La nota de la tarde ha sido la segunda carrera, por las extrañas circunstancias que en ella han concurrido. No era un secreto para los iniciados en los asuntos del Turf, que el Duque de Orbaneja no correría su Glocéster á pesar de ser el favorito, y á última hora de ayer se supo que en luga. r del susodicho, había inscrito el distinguido aristócrata un caballo desconocido, del cual se prometía obtener el primer premio.