Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÍSíSS T 311 Entonces surgen del pecho De la niña enamorada Puros gérmenes y anhelos, Cual tenue aroma que exhala Al entreabrir sus botones La tímida pasionaria: Es que llegó Primavera, Y Mayo brota en el alma. Y ¡ole ya! ¡Viva mi tierra! Que en la católica España, Donde los escapularios Alternan con las navajas, Quizás el oro nos falte, Sea de poca ley la plata; Tal vez los ferrocarriles Marchen como las tartanas, Y quizá en la ley de Bancos O en la renta de Aduanas Estemos muy por debajo De la sanísima Francia O de la sobria Inglaterra; Pero ¡en cambio, aquí se gasta Algo que ni con dinero Ni con crédito se paga! Pues cuando los caleseros Gritan: ¡Arriba! ¡Á la Plaza! Y en procesión va el Dios chico Entre aleluyas y albahaca, Con zaguanete y monagos, Y coche de la Real Casa; Y nuestras mujeres llevan Mantones azul y grana, Y claveles en la nuca, Y pasiones en el alma, Y gritan los organillos, Y se quejan las guitarras, Y del Viático la esquila Nos asocia y nos contagia; Cuando rendimos un culto Que en todo español se alza Al recordar á la madre Que nos lo grabó en el alma; Entonces, cuando aparece La Primavera soñada, La vemos aquí llegar Como quien llega á su casa; Por eso aquí la sentimos, Y por eso ella nos llama Con brisas y con perfumes, Y con dulcísimas ansias. j Ya llegó la Primavera, Y ya Flora se engalana; Campo y ciudades se alegran; De fiesta se ha puesto España, Que parece que va en pos, Cuando acude á festejarla, Del batallón de Arapiles, Con bandera desplegada, Marchando al paso ligero, Y tocando la charanga Un pasó doble de Chueca Que suena en toda la Patria! También el cielo sonríe, Y Dios, con cara de Pascua, Dice: ¡No tienen dinero; Mas ni humor ni sol les falta! Y nos da su bendición Entre brisas perfumadas, Y siente no poder ir jPor dos reaks á la Plaza. BENIGNO VEGA.