Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CROQUIS MALAGUEÑO EN LA ESCALERILLA El señó Curro, botero de la clase de los beneméritos, contesta con aires de catedrático á un grupo de seSoritos que con el interrógalo se encuentran sobre las rocas del Espigón, á las múltiples preguntas que le dirigen. L ¿4 í? r f í Ví -I f í KrSjfv. í B J HliSti- Sg, í- ísi. 4 Varios penachos de humo, que á manera de manchas se destacan en el lejano y transparente horizonte de los mares meridionales, parecen ser el objetivo de las repetidas interrogaciones de aquellos profanos en a, s cosas del mar. El grupo no tarda en adquirir mayores proporciones. El Pilili, el Salerito, Boca- anclM y otros ejemplares de la chulapería malagueña, género de los barateros del muelle, comentan y discuten animadamente sobre la nacionalidad y número de las naves que denuncian los penachos de humo que en lontananza se divisan. Canica, marino de la clase de pasivos, se encara con tres lugareños, que con la boca abierta contemplan las numerosas escenas del Puerto, y les describe en un santiamén, desde los topes hasta la quilla, -las naves, que apenas se adivinan al ojo desnudo. ¡Malas puñalái te peguen! exclama uno del oficio, interrumpiendo al orador. ¿Quién te ha enseñao á deei tantas lariariaes? ¿Ño ve tú que son los monitoreí inglesas que vienen meroA solera, poique se les ha aoabao la ración de á iordo? El interrumpido, que no figura en el escalafón de los del bronce, no replica. Un viejo lobo de mar que, al decir suyo, ha dado la vuelta al mundo ocho veces y naufragó nueve, se atreve á emitir su autorizada opinión.