Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SILUETAS POLÍTICAS Como los conservadores, Da la fusión en la gracia De conceder sus favores A la joven yernocracia. Decir esto no es mover Por capricho la sin hueso. ¡Ahí está, se puede ver, Esa mesa del Congreso! En consorcio que interesa Poder y hogar se concilia. Aquella mesa es la mesa De un comedor de familia. ¡Siempre los moldes eternos! Alonso Piieto GuUón Es decir, hijos ó yernos De la actual situación. El ex marino Peral- -No mal orador por cierto, -Con tono sentimental Impugna al acta del Puerto. Y con los mejores modos, Porque tiene buena pasta. Cierra el hombre contra todos, Desde La viña á Sagasta. El caso ha sido horroroso- Dice agitando los brazos. ¡Ah, señores, qué espantoso Diluvio A pucherazos! Ni el favor ni las mercedes Quiero de esta vida inquieta. Política para ustedes; Yo me corto la coleta. Momento de expectación. Peral encendió un Susini, Y se alejó del salón Dando el brazo á Mazzantini. Nadie tiemble ni se asuste. Tome la paz y el contento, Y siga el desbarajuste En la casa Ayuntamiento. Tras mucho cabildear. Aunque con algún retardo, Al fin hicieron saltar Al Conde de San Bernardo. ¡Lucha horrible que aun me aterra! No sirve alli, ¡vive el cielo! ¡Qué Mazzantinil ¡Ni el Guerra, Con Lagartijo y Frascuelo! Todo contra mi luchó; Y al ver tal derrota, loco. Llamé al cielo y no me oyó; Llamé á Sagasta, y tampoco. No, no lucharon en balde La verdad y el disimulo. Ya tenemos nuevo Alcalde. ¡Dios salve al señor Ángulo! Mas sigue en pie la cuestión. ¿La muerte viene? ¿Por dónde? ¿Le pondrán á usté el bastón Lo mismo que al señor Conde? Alcaldes con muchos humos Dieron mucho golpe en vago. Y es que eso de los consumos He las trae, don Santiago. Por suscripción popular Le han regalado un bastón. ¿Lo stí rá usted manejar Con acierto y discreción? Conste que yo no le adulo Al juzgarle hombre de seso. Pero, ojo, señor Ángulo, Que está obscuro y huele á queso. B. NAVABBO GONZALVO.