Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24? Bolsas, el comercio de banca y las instituciones Frontón del Congreso. -Grandes partidos de dé crédito; pero hoy quisiera yo ver al más pin- pelotillas, á 50 tantos de culpa. tado devanarse Jos sesos ante los asuntos que Pero llegará á constituirse el Congreso. arroja la prensa diaria: los tratados de comercio, Y todavía estará la pelota en el tejado. las cuestiones económicas, él problema obrero, la calma universal y expectante de la paz armada. De la Agencia Fabra: ¿Usted qué opina- -nos dicen- -del concierto El obrero Berardi, que, como se recordará, económico con Inglaterra? arrojó un paquete de arena al carruaje del rey- -Pues yo, ¿qué he de opinar? -contestamos: -Humberto, ha sido encerrado eri una casa de que eso no es un concierto, sino una murga de locos. las peores. ¡Aprieta, manco! ¿Y lo de Alemania? ¿Usted cree que en eso Sólo falta que den ahora en meter en los made los alcoholes hay algún medio nicomios á todo el que eche arena. -Medio, no señor; pero médium, de seguro, Va á ser cosa de usar por fuerza el papel seporque á la legua se ve que esa es una cuestión cante. espiritista. Y con estos problemas del comercio internaNo faltarán en Chicago- -dice un periódico- -cional, que para muchos son griego puro, pierde uno la serenidad y el dominio sobre sí mismo y medios de comunicación. Y, en efecto, llegarán hasta las mismas insta- sobre lo que escribe. laciones veintiuna líneas férreas, un ferrocarril- ¿Qué habré puesto yo aquí? -exclamamos indecisos. ¿Me habrá salido castellana esta cláu- aéreo, dos funiculares, uno eléctrico, otro de sula, ó será una cláusula de nación más favo- cremallera, tranvía eléctrico, coches japoneses... De lo cual resulta que el verdadero touriste recida? debe ir andando. ¡Ojo con las tarifas! -dicen los peritos al MiPorque claro es que la exposición será para los nistro, al comercio en general y á las clases conque vayan á pie. tribuyentes. -Miren ustedes- -prosiguen- -que Francia quiere meternos la tarifa máxima, y entonces Otro tijeretazo: ¡Ya lo creo! Entonces tendríamos un tra Se acentúa mucho el propósito que abrigan tado de máxima fija, como los termómetros clíimportantes personas de la situación, de resolver nicos. En cambio, otras naciones nos conceden la definitivamente los conflictos municipales presentando á las Cortes en este mismo período lemedia. Pero esto de la Media no tiene importancia; gislativo un proyecto de ley reuniendo en un solo pertenece á la geografía antigua, lo mismo que centro los servicios del Gobierno civil y del Ayuntamiento de Madrid. el Peloponeso. Mal estamos ahora. ¿Llegaremos á un acuerdo al cabo? Pero esa unión quizá sea perjudicial. Al cabo de Tarifa, se entiende. Porque va á decir el pueblo que todos son unos. No sabemos; pero el hecho es que en las esferas del Gobierno todo se vuelve cálculos mercantiles, cálculos infinitesimales y cálculos hepáticos. Un lord inglés ha abierto un concurso con Lo esencial es que no lleguemos á una guerra premio de 100 libras esterlinas para el que avede Tarifas. rigüe el verdadero nombre de San Francisco. Porque ya no vive Guzmán er Bueno. Cien libras esterlinas bien merecen la pena de discurrir un rato. Por eso me aventuro á exponer mi opinión, no Leo y copio: menos esterlina. Parece que la Comisión de actas ha adoptado Se llamaba Paco. el criterio de pasar el tanto de culpa Las sesiones de la Comisión se anunciarán de hoy más en esta forma: LUIS ROYO VILLANOVA.