Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
nuestro nido; pero si diré á usted, ¿cómo puede calcularse á cuántas horas de la entrada ae debe citar el coche para la saUda de un convite, si éste proviene del ilustre escritor Fernández Bremón y su amable esposa Pepita Salamanca, en cuya casa de la calle de Genova se ha entrado á comer, y Ferno- aHor, entre otros, puede decir si miento, á las ocho de una noche y se ha salido á las ocho de la mañana del siguiente dia? Amoldarse á las costumbres del prójimo creo que es el secreto para vivir en santa calma, y para en el punto por usted á mí consultado, quedar en el justo medio; y cuando esas costumbres van sazonadas, como en los casos citados, con espléndidas comidas y derroches de amabilidad y talento, ¡miel sobre? -J! as! Lamento hoy más que nunca, mi señor y amigo, no poseer el ingenio que se necesita para, departir con usted, sin notable desventaja, y transmitirle, sobre el tema objeto de la consulta, opiniones más concretas que las apuntadas; aunque, bien mirado, de esta suerte le dejo el campo tan libre como antes lo estaba, para que sea usted quien diga, después de ver el poco auxilio que puede prestarle mi insig, nifieancia, y con la autoridad por todos á usted reconocida lo qae acaso por verme en el aprieto actual quiso que yo dijera. Esperando la ayuda del cielo para quedar más airosamente en las ocasiones sucesivas que se mepri- Mi i u di inf if er A sl o li i i de sus interrogaciones, me reitero como su más fiel servidor y complaciente amigo, que le besa las manos, i 4 En 1,0 de Marzo del afio 1893, Madrid. CARLOS O S S O R I O Y GALLARDO. t T I P O S P O P U L A R E S POR J ARAUJ o I f JK ALCALDE DE LA ALCARRIA. OBABBA DEL CAMPO DE CIUDAD KODEIOO,