Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Un Poco de T o d o La composición agraciada con el premio en el concurso ¿Á QUÉ DEDICO AL N I Ñ O? es la señalada con el número 5 ñ, á la q ne acompañalia un dibujo original también del mismo autor. Advertimos á éste que, habiendo omitido estampar las señas de su domicilio en l a c a r t a que nos dirigió, debe cuidarse de recoger en nuestras 0 ciuas, dentro del plazo de dos meses el termómetro ofrecido, previa la exMbición de una contraseña igual á la que nos envió, y que conservamos en nuest r o poder. E n un modesto hotel se convino de sobremesa que cada uno contara sus viajes y aventuras. Entre los huéspedes había tres andaluces, y tocado que le fué á uno el hablar, dijo: -Iba yo viajando por la mar, cerca de Buenos Aires, y se nos presentó una enorme ballena; en cuanto yo la vi, j zas 1 la eché mano, la cogí de una pata y la maté en seguida; estos paisanos míos lo pueden atestiguar. -Sí, seiíores- -dijo un. o de ellos; -aquel d a estaba yo ea Málaga, y desde allí lo estuve viendo todo. -Y á mí- -replica el otro- -m e regaló la ballena, y a conservo dizecá dentro, de un guardapelo. PROBLEMA, por J. ORTIZ DE BURGOS Un comerciante dispone en su anaquelería caarenta y ocho cuSetes de aceitunas en la forma siguiente, haciendo notar á su criado que la suma por todos lados es l i El creador del jabóa del Congo, Víctor VaisBÍer, proveedor con título de S. M, el Bey de los Belgas, de S. A. el Bey de Túnez, etc. etc. aconseja á su numerosa clientela que pida en todas partes el polvo Congolane, adherente é invisible, y el extracto de Congo, perfume exquisito para el pañuelo. Depósito central: Principe, 19 y 21, Madrid CEXTKO DE NOVEDADES El dependiente halla medio de burlar la vigilancia de su desconfiado principal, y, discurriendo un poco, sustrae en una ocasión cuatro cuñetes, más tarde otros cuatro, días después cuatro más y, por último, nuevamente cuatro: siendo de notar que siempre la suma lateral era I d ¿En qué orden los habla de dejar para que en los cuatro casos así sucediera? ü n tal don Bárbaro Cerro Quiso su nombre ocultar, Y concluyó por firmar De esta manera: II. Cerro. SOLUCIÓN JOYAS Y RELOJES I. A C A S A GÜIJVEA 28, Carrera de San Jerónimo, 28 VÍCTOB OAUCÍA 7 SOBSIirO comestibles finos Peligros, lO y 13 El que sufre enfermedades de garganta, nariz ú oídos, conviene se someta al nuevo tratamiento empleado por el médico especialista Sr. Gallego, en los enfermos que asiste en su consulta. Hortaleza, 40. Cada día produce mejores resultados. -Para caballo grande- -decía un sevillano á dos gaditanos, -uno que había en Sevilla, que para darle agua tenían que. colgar el cubo en el pararrayos de la Giralda. P u e s eso era una araña comparao con uno que había en Cádiz- -dijo uno de) os de esta tierra. Figúrate si seria grande, que para montar en él había que subir en globo, y emprender el viaje con tres meses de anticipación. ftR eM iao al salto de caballo inserto en el número anterior: BIBLIOGRAFÍA Cantares, por D. Luis González López. -Preciosa colección, que encierra multitud de pensamientos verdaderamente originales y profundos. Nuestro querido compañero don Julio Gros ha ilustrado además el libro con algunos dibujos, éntrelos que merece especial mención el que adorna la portada, hecho con la perfección que tanto distingue á este reputado artista. -Librería de Fe, Carrera de fSan Jerónimo, Madrid. A todos ó á ningwno! polka para piano, por D. Joaquín Liso Torres. -Véndese á 1,50 ptas. ejemplar en el almacén de música de los Sres. Rivera y Compañía, independencia, 10, Zaragoza. Sinfonía callejera, cuentos y cuadros, por D. Salvador Rueda. -Colección de excelentes poesías, como todas las de este celebrado autor. -Dos pesetas en todas las librerías. Giiia comercial ¿le Sevilla y su provincia por Vicente Llorens Asensio. Contiene cuantos datos relativos á la rneucionada capital puedan interesar al comercio y la industria. Forma un volumen de más de 500 páginas en 4.0, y sólo cuesta 2 pesetas. Los pedidos á D. Tomás Sainz, Sierpes, 90, librería, Sevilla. Llegó cierto militar Al término de un viaje, Y al deshacer su equipaje, Algo en él debió notar, Que llamando al asistente, Le gritó muy iracundo: -Perico, jquién hizo el mundo? -Pues... lo hizo Dios, mi teniente. A UKA EOSA Eü UNA CALAVERA iPobreflor! ¡Qué mal naciste Y qué fatal fué tu suerte, Que al primer paso que diste, Te encontraste con la muerte! Arrancarte es cosa triste; El i ejartoea triste suerte ¡BI dejarte con la vida Es dejarte con la muertel Loa solwñones correspondientes á este número se ¡pitearán en el próximo, A g e n t e g e n e r a l d e B l a n c o y N e g r o e n l a I s l a d e C o b a D. A N T O N I O L Ó P E Z O b i s p o 3 7 H a b a n a 4 nlen d e b e r á n d i r i g i r s e t o d o s l o s p e d i d o s p a r a l a v e n t a de e j e m p l a r e s s u s c r i p c i o n e s y a n n n c l o s