Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
136 Huele muy retebién mas ¡prueba dura! Era el maldito cuello tan estrecho Cual sí por don Venancio fuese hecho. Envidioso de ver que á conveniencia Chupaba don Mateo en su presencia, Antón tienta, discurre. Huele, se desatina, enfin, se aburre, Consulta con Pidal y con Komero, Eevuelve con furor el mundo entero, Y reniega de aquel embotellado, Olvidando el guisado Que, colocado sobre chata fuente. Le brindó á la cigüeña anteriormente. Y fuese al fin con cara compungida, Y sin tener siquiera la salida De decir: íEstán verdesy como antaño. (LTamhién hay para picaros engaño J E. NAVARRO GONZALVO. N O T A S CÓMICAS LA CUESTIÓN DE LAS C E R I L L A S P O R F E L I P E P É R E Z Y RAMÓN CILLA ¡Bonita diversión Del siglo en elfinalI ¡Volver al eslabón, Pajuela y pedernal! ¡Con esta situación, Llamada liberal, Prospera la nación De un modo colosal Cuando falten las cerillas, Que dicen que faltarán, l- as gentes apelarán A estratagemas sencillas. Y encontraremos señores En los faroles montados, Y serenos asediados Con cola de f amadores. ¡Ah, señores! Quien se queja Porque ha estancado el Gobierno Los fósforos y cerillas, Se queja sin fundamento. Porque ha sido tan mirado Que no estancó al mismo tiempo La cerilla del oído, íTi el fósforo del cerebro.