Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Gedeon adoRado: jPorqué hocu Rtas aora, di, malVado lo que guBaste a Mante en las plallas del Puerto de alicante? ¿Conque EesuKta aora que as dicho que Ninguna teenaMora? ÍIo lo puedo Gieer, tíedeon querido; hun sueíío debe ser loque é lehido. ¿Cómo holbidar tu Acento onhando Hel hanclio mar junto hala orilla con Nuestro casamiento ablaBamosde acer laca Nastilla? Te casarás con migo, jSl? Lo creo; puhes no olbides inGrrato mi deseo; si Dios Nos da aEgun fruto, su oficio oprofesion note disputo; pero si soni su madre ¡Hay tfedeonl dedícalo haque toque el Acordeón. Te qnihere sindisputa con beldadera Kavia tu- -Canuta. 60. No en pos de una carrera tu hijo corra. Que es buscar la Fortuna inútilmente, y es raro el que con títulos ahorra: ¿Deseas mi opinión? Pues, francamente, Que aprenda el arte de vivir de gorra! 6 I -R F. Y P. Jje debes dedicar, llegado el día, Al oficio mejor que se ha inventado. ¿Tii no sabes cuál es? ¡Ama de Ha! 69. -B. J. ¿Conque saber mi opinión Deseas respecto al niño? Expuesta con desalifío, Allá va, buen Gedeón Evita que haga diabluras, Y haüle que á fondo, y cuanto antes, Estudie las importantes Siguientes asignaturas: idea del bien, nociones De ayuno experimental, Y práctica semanal De lapos y privaciones. Hecho este estudio, ya el chico Puede emprender su carrera ¿Que cual? ¡Cualquiera! Cualquiera Le hará f eüz, si no rico. Feliz, si. Verá un regalo Hasta en el pan de centeno i Que todo) o encuentra bueno Quien se acostumbra á lo malo! 3. -J. E. G. ¿A caso hay profesión más lucrativa Ni de tan facilé inmortal acceso, Qne l a que ofrece el anchuroso campo Do eleva la política su templo? No ya profundidad en los estudios, Ni erudición, ni sólido criterio, Ni sensatez, ni juicio reposado, íiNi activa condición, ni mucho seso Reclama la pslitica de ahora. No mas que migas de mediano ingenio, Charia tenaz, memoria un tanto aguda Para oraciones rebuscar de efecto, Desparpajo, soberbia y osadía Para ponerle azul al mismo Verbo, N o hablar sino de patria y dignidad, Y arrumacos hacerle al presupuesto. ¿Acaso hay profesión m! ís lucrativa? ¡Oh! Gedeón, acepta mi consejo, V si un día al poder tu hijo se eleva, Tú verás lo que da de sí el gobierno. I -A G. Un matrimonio muy bueno Había en cierto lugar, Qne trataba de plantar, En yo no sé qué terreno. Un magnífico olivar. Hablaban ya con deleite De su hermosa plantación, Y, no sé por qué razón, Sobre el precio del aceite Tuvieron una cuestión. X a cuestión, sm duda alguna, Fué una tontuna, de fijo; Ha ta que hubo uno que dijo ¿Ln donde está la aceituna? (JSiifíaránrln. ii el autor con, Gedeón. Igual pasa con su hijo. No sabe á qué dedicar A su chico, y I es no ver! ¡I Dedíquelo usté á veider El fruto del olivar Que í, Mí) pensaban tener! a -D M. L. Hoy. en que la astucia es ciencia; Ambición, el patriotismo; La administración, abismo, Y es el robo transferencia. Hoy, en que, por influencia. La nvlidod encumbrada Se ve. y hasta respetada. Si quieres hallar el modo De que tu hijo llegue á todo, No le hagas estudiar nada. -J C. B. Popular Gedeón. ran majadero: Piensa, al dar un oficio á tu hijo amante, yue acaso quebrar si es comerciante, Que puede morir joven si es torero, Que el pobre no valdrá para ingeniero, Que el foro le tendrá por un danzante; Que la voz perderá si abraza elvia íe, Y le pueden i r si es matutero. Ni procures que salga diputado. Ni le hagas cultivar la poes- ía. Si quieres que no viva desgi- aciado NOTAS CARNAVALINAS, CÓMICAS POR F K L I P E P É R E Z Y RAMÓN CILLA JÍ nipTa enaguas y papalina, Mía se h a puesto ioa pantalones; Y t a n ufanos con sn? disfraces Corren g r i t a n d o ¿iVo me conocesfít Pero ella es mo a de rompe y rasga Y él tiene fama de cun pobre hombre i Los verdaderos disfraces suyos Son loB qne á diario los dos se ponen. Tras de si un enjambre famélico lleva, Qae salta v que brinca con gran confusión, Todoí disputando quién coge la breva. Que acerca y r e t i r a con aire burlón, Y él la da al que grita, y al que no, la quita, Y con m u c h a calma va c a n t a n d o a s i r A. l higull Al higTiil P o r las buenas, n o por las malas, sí. Mire usté, peñor guardia, sem s amigos, Y puedo, si se quiere, poner testigos; Y él me dijo esta t a r d e Mira, Síiloro, Y o quiero propiamente salir de moro. Él alquiló ese traje con tal oj fo, Mas yo lo vide y dije: No está, completo. Y le rompí el bautUmo tranquilamente P a que fuera de moro Taé propiamente.