Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El encabillado crece, Y- en lucha con su desgracia -Que en verdad no la merece, El buen Venancio padece Una horrible yernocracia. En Estado, el buen Marqués Sigue con mucho interés El conflicto marroquí, Murmurando para si: ¿Qué demonio hará, este inglés? Y exclama lleno de afán Con acento compungido, Sin temor al qué dirán: ¡Buena breva se ha perdido El Duque de Tetuán! No, no tema el de la Vega; Que si el rubor nos escalda La frente, y el caso llega, Y fl viento otra vez desplega La bandera roja y gualda, ¡Volverán de añejas glorias A repercutir los ecos. Refrescando las memorias De nuestras viejas victorias En los campos de Marruecos! ¡Si no hay justicia en la tierra! Con un cinismo que aterra, Dicen muchos ganapanes Que el Ministro de la Guerra Tiene miedo ¡de sus planes! Que le abruma la cartera,