Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿Á QUÉ DEDICO AL NIÑO? (Véase el oonourao abierto en nuestro núm. 8 3 Bien puede esperar lo más Aquel que espera lo menos; Nunca es tarde cuando es buena La dicha que apetecemos. Todo padre de sus hijos Debe estudiar con empeño La vocación, para darles Colocación con acierto. Espera, pues, á que el tuyo Nazca, crezca, llegue á viejo, Y estudiando bien su vida, Puedes decidirte luego. sá Si á viejo ha llegado ail Demostrando instintos bélicos, y hay milicia entonces, hazlo Miliciano desde luego. Si te toreó siendo niño Y se asustó del becerro De las botas siendo hombre, No dudes, hazlo torero. Si fué muy desaplicado, Muy osado, muy soberbio, Y aficionado á hacer titereí, A cómico has de meterlo. Y así por ese estilo, querido Gedeón, Mirando de tu chico la franca vocación. Verás que es cosa fácil el darle luego ofició, Carrera ó profesión. Adiós: te quiere siem pre tu amigo fiel. -SIMPLICIO. Madrid, y Enero, dio, de la Circuncisión. 4. Mi querido Gedeón: Me pides que t e aconseje Acerca de la carrera Que debes dar á, tu nene Sí por acaso te casas Y tienes un fruto y ese Es macho, como su padre, Y como él, el chico crece: No le metas á torero. Ni á militar, ni á arcipreste, Ni á cómico, ni á escritor Ni á abogado, aunque él quisiere; I Dedícale ácoNGiiESiSTA Y comerá en los banquetes! Tu afectísimo y seguro Servidor. -El Amanuense, 2 5 -L P. É I. Dígale usté á Gedeón Que es mi opinión arraigada Qiie la mejor profesión. Ya vieja y acreditada, Se llama ciicologia; Y bastan á su ejercicio Poca fe, mucha osadía, Gran etápaque y corto juicio. Tiene por asignaturas: Ciencia de la sociedad, Varios cursos de finuras Y nada de urbanidad; Las cuentas con interés. Las leyes que nadie guarda, Grande egoismo, y después Mucha gramática parda. Si, pues, apreciado y rico Quiere al chico Gedeón, Que haf a, eucólogo al chico Y me dará la razón. 8 6 -J E B. Aunque sea el chico un borrico, Como le tome afición. Yo sá de una profesión Que ha de hacerle pronto rico Que abra una casa banquera, Y á buen interés por ciento. Tendrá dinero al momento De la humanidad entera. Y, ya con fortuna cierta. Después de haber engordado Y estar bien redondeado, Que ponga aviso á la puerta Del despacho principal Diciendo, sin más halagos: I Ojo I Se suspenden pagos Por mandato jadiciaL Como al silvestre tomillo, Sin apretarle el tornillo Cuando comience á correr; Estimulando sus vicios, Sin permitirle virtudes, Será feliz, no lo dudes. Sin costarte sacrificios. Esto cuadra á nuestro modo, Donde es ya cosa aprobada Que quien se dedica á... nada, Concluye por serlo todo. Apreciable Gedeón: Mi parecer, no te asombre. Es que hagas del chico un hombre, Qae hay muy pocos que lo son. 30. -M. M. ar- -A. r. E l bueno de Gedeón Se ofusca por no saber Qué carrera ha de tener Su fruto de bendición. I Si es fácil la solución I Con cien reales nada más, A usurero lo pondrás, Y si el mil por ciento lleva. Verás tú cómo se ceba Con sangre de los demás. as. -A. A. Apreoiable Gedeón: A tu ingeniosa consulta, üho de la turbamulta Defiere con su opinión. Y cómodo habrá de serte. Como sigas mi consejo. Que el chico muera, ya viejo. De apoplegía de suerte. Con que le dejes crecer Sólo un gramo de honradez. Otro escaso de vergüenza. Cuatro kilos de cinismo, 8 -A J. P. Üatoroe de mala lengua; Mézclese el todo, y se agregan Siete arrobas de influencia. Veintidós de desahogo 1. Y otras tantas de imprudencia, Mi querido Gedeón: Y después de administrada Si por ventura te casas, Esta original receta, Y por desventura tienes Ya verás cómo tu chico, El hijo de que nos hablas. Poquito á poco, prospera. Puedes darle una carrera La farmacia donde te hagan Buena, bonita y barata, El remedio, tu mollera; ¿ingeniero? Cuánto estudiol Piensa, y dirige ¡Comerciante? ¡Cuánta trampal Al chicocombina manera, de esta ¿Cantante? ¡Cuántos silbidos! Y ya verás, Gedeón, ¿Torero? ¡Cuántas cornadasl Cómo tu niño se lleva Así que el materno claustro I a dicha, sin estudiar El hijo de tus entrañas Arte, oficio ni carrera. Abandone, llama á un médico 31. -A. J. P. De reconocida fama; Le toma el pulso, le observa, Le receta, te lo mata, Apreoiable Gedeón: Y, hecha la carrera de ángel, í o no sé por qué has dudado; Vuela al cielo, y ¡santas pascuas 1 Hay que hacerlo diputado 2. De cualquiera situación. Y BÍ es de buena estatura. He aquí mi franca opinión: Tiene hecha su carrera. Si te casas, Gedeón, Pues logrará una cartera Y un hijo tienes por fruto, E n un Gobierno de altura Hazlo lo que eres, muy bruto. 3 -B A. M. Que es la mejor profesión.