Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Bien que el chiste del periódico francés no hubiera resultado en España, ó, por lo menos, no hubiera faltado otro periódico que dijese á La Süolinette: -Dígale usted al Ministro que se vaya con la lejía á otra parte, que esas cosas aquí no cuelan. Lo cierto es que si al principio hubo sus más y sus menos entre el Poder legislativo y el judicial, acaso ahora hayan de inhibirse ambos en favor de la Academia de Medicina (sección de Higiene pública) ó del Instituto Pasteur, si al fin se descubre algún virus anti- paTtamistico entre las visceras del barón Eeinach. Y aun hubo espíritus optimistas que vieron en el Año Nuevo al redentor de tanta miseria! Asi La Chroniqve jímusant. e ponía á M. Brisson, Presidente de la Comisión investigadora delante del Año 1893, que le decía, dejándole franca la puerta de su cuarto de artista: Aunque el Ministro y el país tengan prisa, parlamentaria anda despacio por su parte, y Moquete, la historia del proceso es la historia Mamdrú, como dijo L lUuitration al pie de de Henriot. Hé aquí la primera: la Comisión en la famosa del viaje de unaa viñetas Brisson commenc FEnquete, Mironton, mironton, mirontaine; Brisson commenc l Enquete, Ne sait quand finirá. Y como todos se disculpan con el difunto, echando el muerto al muerto mismo, decía, al final, el viñetista, aludiendo al interfecto barón: -Podéis investigar cuanto os plazca, M. Brisson; yo no traigo nuevos escándalos. Nuevos puede que no, pero del antiguo todavía queda el rabo por desollar; aunque si tardan mucho en desollarlo van á encontrarse con que no quedan ni los rabos de esta hecha. Eeinach primero, luego Oornelius líerz, más tarde Andrieux, después Blondín, han arrojado leños y más leños á la hoguera, avivada además por los vientos de fronda que soplan del lado del socialismo. El mismo Quesnay de Beaurepaire, el valiente acusador de Kavacho se ha despojado ahora de la togapurpúrea del Eiscal, porque lo que no puede una bomba de dinamita, lo consigue á veces una bombona de asa fétida. La próxima apertura de las Cámaras añadirá escándalos á escándalos, y es difícil prever cuándo llegará la última sentencia ó cuándo asomará la primera escoba. 1.6 seul qní fnt coupable, Mironton, mironton mirontaine, Le seul qni fut coupable Est mort, meme exbamé! Quedan los químicos buscando en el judío, mientras quedan los encartados buscando la judía. A Eeinach muerto, gran lanzada. Muérete y verás, barón Eeinach. E l muerto al hoyo y el vivo al clieqtie. Queda, pues, por mi parte, concluido el juicio Panamá, nada menos que con tres sentencias L U I S B O Y O VILLANO N A.