Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
43 adormece el sueño fecundo de la tierra ¡La gran Naturaleza; en el mar reposada y vigorosa como el tronco de un Hércules dormido; en la tierra desmayada y lánguida, como cuerpo de mujer que por los brazos de su amante ha resbalado al sueño; en el cielo luminosa, como la idea! Y en aquel rincón misterioso de la costa, donde los árboles han bajado hacia el mar con mayor valentía asomándose sobre el espejo de sus aguas, la profusa sombra de las curiosas ramas cae y se adormece en el dorso del gigantesco Océano. Única mancha obscura de todo el cuadro, de esa unión de la sombra y de la onda en lo inmenso, en lo infinito, parece que va á surgir la mirada, llena de pasión y de perfidia, de una mujer de ojos negros. JOSÉ DE R O U R E (Ilustraciones de A. Lhardy.