Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOVELAS RELÁMPAGOS EL INVIERNO PERPETUO ¡Anda, qué bien se explica Diciembre! ¡No, pues á m i no me arredra su mal humor! i Ya puede desatar turbiones y soplar y llover lo que guste, que no ¡por eso voy á dejar de hacer mi visita de iodos los mésesáiai muerto querido! Yo comprendo que es una; tristeüusión; pero mientras permanezco en el cajnppsahto mé parece que no nos hemos separado para siempre ¡Y con seguridad, que no dormiría tranquilo enísu sepultura, si no sintiera llegar mis lágrimas hasta él á través de la tierra! i Dios mío! i Qué alegre es el invierno cuando ge tiene en casa la felicidad y se prenden en el fogón los primeros sarmientos contraías ventiscas, y qué triste cuando está el hogar vacío y las gotas llaman á los cristales extrañadas de su silencio! ¡Dos años han pasado desde que se fué para no volver, y aun nó he podido acostumbrarme á mi aislamiento! ¡Sola! ¡Sola en la vejez, cuando es más necesario el corazón en que se ha apoyado una toda la vida! La matanza me llenará la cocina de embutidos, como la siega me ha repleto las trojes de grano ¿Déqué mesirye, si ladicha ha huido de la granja? Ya, no Hueve... Con mis zuecos y mi gran paraguas, en un periquete me planto en el cementerio á realizar mi promesa Por el atajo no está lejos... i Cómo aletea la abuelitá en, las vigas! ¡Pues á la higuera del corral también se le doblan las ra, mas! ...v ¡Tres viejas amigas que co ipartimos la soledad y la tristeza, y que nos morimos juntas poco á poco! ¡2 Í 0 importa, Marta! Me he jurado rezar en su. tumba tpdos los meses, y he de cumplirlOi... Adiós... ¡Hasta luego!