Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
X Me alegraría de que los metieran én. é l Santoral, y asi tendríamos seis reyes níagps. Tres, á quienes todos los años va el püe bío á bascar. Y otros tres que andan bascando puelilo que los reciba. o r Ustedes perdonarán, señores, si en yez de salimos hoy esta sección un poquito desigual que es, á decir verdad, á lo que tiramos, nos resalta algo monótona. La culpa la tienen los conservadores, que nos ponen la sociedad como la suele poner una epidemia. Bu tiempo de cólera no se habla en los países invadidos sino de cólera; en tiempos de conservadores fulminantes no hay otra conversación sino la de ellos. PROVINCIA 2? Almería. Qué casualidadl (También aquí hemos tenidol r PROVINCIA 3. Cácereá- -iHombre 1 ¡Qué coincidencia! Nosotros también! PROVINCIA 4. San Sebastián. -Aquí le o o ha habido, pero pequeño. PROVINCIA 5. Seoilla. -Yo no sé si lo de aquí ha sido motín, pero la gente andaba por la calle gritando: ¡Abajo el Gsbiernol PROVINCIA 6. Zaragoza. X ixíi está al caer! CoEO DE PROVINCIAS. ¡Aquí le tenemos en el horno I Como ustedes ven, no se parece á la letra de los cantables de zarzuela. TENOR. Ya soy feliz! Sólo se habla de Bosch. Antes porque nos pesaba, y ahora porque nos vemos libres de él. ¡Boseh! dice el viento en las selvas, Y dice ¡üoscli en los prados, Y ¡Bosclh! en las poblaciones, Y ¡Bosch! repite en los campos. Y ¡Bosch! en los cerros, Y ¡Bosch! en los llanos, Y total: que el aire Se encuentra eitiboschado. TIPLE. ¡Ohl ¡Quéfeliz! BARÍTONO. ¡Eres feliz! BAJO. -Sí; ¡muy feliz! ¡El esfelií! GOEO D E HOMREBS. CORO D E M U J E R E S ¡Ella es feliz! TODOS. ¡Y muy feliz! ¡y muy feliz! ¡y muy feüzl Señores, á mí me parece m. úfhié tiúé ié den banquetes, á Lagartijo, pero ysí- iKrnré parece tan bien que lá música del Hospicio sople los instrumentos miéatráá los toreros y sus adoradores coraen: Eso de que la baiídá del Hospicio vaya de comida en comida. dé procésíóB en procesióii y de festejo en féstejoj páreoé algo abusivo. E l diantre que entiendia; eiste país. Por un lado se forma una sociedad protectora dé los niños. Y por otro formamos Tlíta banda dé música con niños á los qué nó dejamos en répbsó los pulmones. Verdad es que están bajo el amparo de la Diputación provincial j y como los diputados no soplan! Y como la política tiene más falsedades que una comedia de magia, se han pasado algunos días los altos políticos pensando en la forma que debiera ensplearse para dar por despedido al Sr, Bosch. Poco ha faltado para someter el caso al Congreso literario y á la Academia de la Lengua. Diga la Gaceta lo que quiera, que el pueblo de Madrid ya ha dicho lo que tenia que decir. El otro día corrió una noticia ¡horror! Se dijo que á Bosch y Fustegueras le nombraban Director de la Sociedad Arrendataria de Tabacos. ¡Gon decir á ustedes que la gente se echó á la calle á recoger colillas en previsión de un porvenir espantoso! i Y va de equivocaciones! E n Játiva han administrado una purga á una infeliz señora, y á la media hora ya era cadáver. Un periódico llama á eso fatal equivocación. ¡Hombre, equivocación, buenol pero... ¿fatal? Pues qué, ¿lo tenían previsto? Al Marqués de Gerralbo le han regalado sus correligionarios una corona de hierro y plata. Pero, ¿los marqueses de ahora usan corona para andar por casa? Porque yo no he visto por la calle á ninguno que ia lleve puesta. y para tenerla guardada en el baúl ¡francamentel Eso sí, los carlistas son oportunos como ellos solos. Dicen que esa corona es en desagravio del mal recibimiento que hicieron al Sr. Marqués en Valencia hace dos años. ¡Qué prisa se han dado en poner la venda! o. o Han preso á un titulado Barón de Dalraaü. Y ha resultado que era un timador y falsificador. Y lo que es peor; ha resultado que su oficio, era alpargatero. La verdad es que el disfraz no puede estar mejor imaginado. Cojan ustedes á un barón, disfrácenle de alpargatero, ¿y á que no se le conoce la baronía? Ahora, queridos lectores, allá. vá la mot de la fin. Acaba de ponerse á la venta un libro titulado Danza de menos. ¡Qué texto! ¡Qué dibujos de Pons! ¡Qué impresión de Rivadeneyra! ¡Qué lujo en papel I ¡Qué esplendor el de Fernández Lasanta, que le edital ¿Qué quién es el autor de Danza de monts? ¡Ayl ¡me da rubor decirlo! Uno que tiene toda la cara de... ANDRÉS C O B Z Ü B L O Hasta el telégrafo, señores miog; hasta el telégrafo se ha visto atacado de la monotonía de que me quejo. El Ministro de la- Gobernaeián telegrafió el otro día á provincias diciendo: Madrid, 1. -Anoche hemos tenido aquí un motín de barba de pavo. y han contestado las provincias como los racionistas de las comedias donde hay coro de cortesanos. PROVINCIA 1. Granada. -Pues aquí hemos tenido anoche un motín de barba de mico. jY qué me cuentan ustedes de los tres reyes magos Oos Gayón, Linares Eivas y Azcá