Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
726 BLANCO Y NEGRO Vienen en eneros, solamente tapadas sus vergüenzas; é con unas redecillas en el hombro con su pobre comida, poniéndose todos en cuclillas, como unos corderos muy mansos. LAS CASAS. En general es gente melancólica y se deja morir como triste. Usan sus músicas y son muy tristes; cuando cantan lloran. YAKGAS. Su fisonomía inanimada, su mirar clavado, y su completa idiotez, persuadieron á los primeros conquistadores que pertenecían á una clase de animales inferior á la especie humana. HERRERA. Se acercaron á los españoles con lentos y tre mulos pasos, parándose con frecuencia y poniéndose las manos en la cabeza en señal de reverente y profunda sumisión. WASHIKGTOÍT IRVING. Según D. Antonio de ülloa, los americanos meridionales tienen la frente pequeña, cubierta de pelo hasta la mitad de la ceja; ojos pequeños, labios abultados, nariz delgada puntiaguda y encorvada hacia el labio superior: el rostro ancho, orejas desmedidas, pelo negro liso y áspero; miembros bien trazados, y el cuerpo bien proporcionado; su cutis es liso y mondo, excepto en los viejos, en quienes asoma algún velloen la barba, aunque nunca en los carrillos. VlRBY. Saliéronles al encuentro bailando y cantando treinta hermosas mujeres, desnudo el seno y esparcida por los hombros la cabellera, bien que sujeta á la frente por una cinta; sin dejar el canto ni el baile se fueron acercando á Colón, é hincada la rodilla le ofrecieron palmas que llevaban graciosamente en las manos. Dríadas, escribe un autor que parecían á los ojos de- los españoles. P i Y MARGALL. LA VIDA DE U N GRANDE H O M B R E POR CRAYON CUANDO LE T E N Í A N P O E LOCO. CÜA DO PROBO QUE ESTABA CUERDO.