Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á la madre de trn amigo Acompaflé al Camposanto, Y al volver, ¡con qué alegría Le di á mi madre un abraco I ¿Cómo te. da vida eterna El hálito de la muerte? M. SEBEASTO D E ITURKIAGA. El corazón se me parte Cuando se me acerca un pobre Y me pide una limosna Por la Virgen de tu nombre. Sueño dormido, y despierto Busco en vano mi pasión; Toca la campana á muerto: jSerá ppr mi corazón? Sigue á la luz del alba Sol que deslumhra; Y al sol, tras breve tarde, La noche obscura. ¡Sol tras aurora Tuvo también mi alma Que hoy vive en sombras! Aunque te vayas muy lejos, Yo no dejo de mirarte; Para mí llenas el mundo ¡Con ser el mundo tan grande! E N K I Q Ú E J DE QUIEÓS. Es tu amor como la hiedra, Que al pie del tronco se enlaza: Sube, lo estrecha, se enrosca, Y entre sus brazos le mata. De los hombres no fies En los requiebros: Muchas flores hermosas Tienen veneno. Todo enemigo es malo Aunque pequeño, Pues se ve que una chispa Causa un incendio. Como sé lo que tú vales Y sé lo que valgo yo, ¡Me da miedo y aun vergüenza De solicitar tu amor! J M. DE V I LLENA Y ROBLES. El árbol de mi esperanza Transplanté á lejanas tierras, Y á mi aldea ha regresado Con una ramita seca. Mi madre, ausente, murió; Cuando los ojos abrí. Mi madre un beso me dio; ¡Y yo un beso no le di Cuando los suyos cerró! T E O D O R O GtJBRREKo. Sencilla ñor que te inclinas Á los halagos del río, Pronto en sus brazos irás A parar al mar bravio. No hay dos cosas tan opuestas Que unidas causen más gozo, Que lo blanco de tu cara Y lo negro de tus ojos. No sé quién grabó tu imagen En el fondo de mi alma. Que yo nunca te había visto Y sin embargo, te amaba. Dime, flor del Camposanto, Pues DO alcanzo á comprenderte, Como buscamos al sol Y no podemos mirarlo, Asi, sin poder mirarte, Te estoy yo siempre buscando.