Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-I Hola, amigo Florete! ¿Conque los picaros cajistas tienen la culpa de que la frase cohibase usted saliera impresa en el tipo normal de la impresión, en yez de aparecer de cursiva, lo cual da carácter de licencia gramatical á lo de convertir en reflexivo un verbo que no lo es? Por vida de los cajistas! El caso es que, aun suponiendo impresa con letra cursiva la frase, no le veo la punta, ó no veo la tostada, ó no veo la gracia ¡sin jurar que no lo sea! Sin duda á los cajistas les sucedió lo mismo. Lo peor es que no escarmientan, porque ahora le han hecho, á usted decir que Andrés Corzíielo es honíóninio mío, y no hay tales homónimos! Aunque ya me presumo lo ocurrido, sin necesidad de que usted. rectifique: usted escribió (homónimo m 3. roado con cursiva, j en el periódico apareció en. carácter ordinario, A no haber sido por esa afición á las licencias gramaticales que usteo Kémuestra, hubiera escrito seudónimo (falso nombre) y no MiOTorem (igual nombre) ¡Calle usted por Dios! ¡Es por lo único que estoy descontento en este greniio nuestro: por los cajistas! Créame usted, Florete: lo mejor es no toniarse licencias gramaticales, ya que los cajistas no están al tanto de esos floreos ó floreteas. Cuando hace años los sevillanos silbaron á Cánovas, juró vengarse, y se ha vengado. ¿Cómo? Haciendo que ahora, que es Presidente del Consejo de üáinistros, le toquen al llegar á Sevilla la Marcha Keal. Ks lo que yo supongo que harán los príncipes del Congo en la fábrica donde se hace el jabón. biempre que los vean llegar dejarán el tra- bajo y tocarán la marcha real del Congo. Pero luego... En Gerona se ha autorizado la venta d é l a carne de caballo. Me alegro, porque así tendrán aprovechar miento los Babiecas que salen á recibir cornadas en las corridas de toros. Supongo que en los cafés sucederá lo siguiente: ¡Mozo! tráeme un if MAPíf í. ¿Cómo le quiere usted, señorito? ¿Que embista ó que dé pares de coces? Analizada el agua del Lozoya, resulta que tiene una gran proporción de materia gre- dosa. Es decir, que de una cuba de agua puede salir, haciendo la debida clasificación, un botijo de agua con botijo y todo. 0 mejor dicho: que por cada cuartillo de agua que bebemos def Lozoya, resulta que nos tragamos además una cazuelita de á cuarto. ¡Ya decía yo! Desde que estos días bebo agua del Lozoya me parece que tengo dentro una cacharrería. En el salón de sesiones Que tiene el Ayuntamiento, Han puesto la luz eléctrica, ¡Claro! ¡el amor al progresol A ver si ustedes ine explican Una co a que no entiendo: ¿G 6 mo, habiendo ahor más luz, Está más obácuro aquello? Ha caído sobre Madrid una verdadera epidemia de Odas á Colón En todas ellas viene á decirse lo mismo. Que- Colón descubrió el Nuevo Mundo. ¡Ah! ¿Pero todavía no se habían ustedes Lo menos he leido veinte veces en estos enterado? dias pasados que el vapor Ze raz Jí ha llevado Pues bien, ahora resulta eso. á tal ó cual panto á la famosa carabela. Seha encontrado el sello que antiguamente Afortunadamente esas odas no se desperCreo que hubiera sido más breve publicar uíaba el Municipio de Palos. dician del todo. una sola noticia que dijera: Por cierto que, en vez del escudo del Mu- Du. raiite un par de años no habrá tienda El vapor Legazpi ha, úáo nombrado ni- nicipio, tienedibiijadas las dos carabelas y la donde no vendan un cuarterón de arroz enCera de la caralíela Santa Maria. nao. vuelto en una oda al descubridor de AméEstá visto que la carabela no Ta 4 ealir. De modo que ya in illo tempere existía la rica. jmnca de la infancia. manía de la carabela. j Con qué ganas vamos entregarnos alíÉtf ¡Aun no aoida solal Parece mentira, cómo ge perpetúan las p oso. ouaudp pasen estasyfiestasl ideas. ¿Conque el señor Alcalde, t Sejfíiu ha dicho, Quiere que se establezcan Cuarenta filtros? lOuánta avaricial ¿Aun le parece poco Lo que se filtra? Vaya una toícAa que ha hecho el autor del folleto titulado Guía del jiigador de Ma- drid! hsí policía fué una por una á las casas, donde decía el folleto que se Jugaba, -y ocurrió la siguiente escena: JSl J olizonte. -i, íla, ce usted el favor de decir si aquí se juega? M Cabayero. -Hombre aquí pasamos el rato jugando al tute, á la brisca, á la perejila, al burro M Polizonte. (Ya lo decía yo! Pregunto; si juegan ustedes á los prohibidos. El Cabayero. ¡QuiáI ¡Si no sabemos cómo se juega á. eso! til Polizonte. ¡Ta lo decía yo! i Y tienen ustedes puerta? El Cabayero. -Esta qué usted ve; otra que da al gabinete, otra que da á la cocina El Polizonte. (lY a. lo decía yol) ¿Y tienen ustedes en casa matones? El Cabayero. ¿Matones? ¡Quiá! ¿Paraqué los queremos? El Polizonte. ¡Si ya lo decía yo! ¡Vaya! Pues usted dispense por la molestia. Coro de autoridades. ¡Ya lo decía yo! jYa lo decía yol Vv, última hora: COBZÜELOí