Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r GRITAS Y APLAUSOS CREVISTA DE ESPECTÁCULOS) UCHO tiempo hace que tuve el gusto de hablar con ustedes acerca de asuntos teatrales, p e r o desde entonces no ha ocunido nada de particular. Se ha estrenado alguna piececita que otra, insulsas l a m a y o r p a r t e como gazpacho de verano, y alguna que otra majadería, como la C- r revista A vuela pluma. V e r d a d es que esta obra es original del otro Moliere que nos ha salido, de Julio Euiz, que escribe pieoecitas, se las representa y se las aplaude. En fin; que Cerbón va creando escuela. Julio Euiz no es otra cosa que un Cerbón con un poco más de gracia cuando traga las palabras ó cuando las sorbe. ¡Y considerar lo fácil que es arreglar eso! Porque ¿quiere el Municipio echárselas de protector del arte? Pues considere el teatro del Príncipe como una cátedra; nombre una Junta artística, renovable cada año; haga una plantilla de actores con sueldos adecuados; saque á concurso las plazas; no admita traducciones ni arreglos; lo que el teatro produzca, que se aplique en beneficio del teatro; nuevemesesde temporada, tres meses de trabajo; fiestas de aniversarios; mézclese la representación de obras antiguas con las joyas modernas; en ñn... todo lo que no sean notabilidades. Las notabilidades son una calamidad. Estos últimos años no venos en el Español una compañía uniforme. Las listas de compañía han podido redactarse asi: Vico, y coro de ambos sexos. Calvo, Jiménez y acompañamiento. Ni más ni menos. El Ayuntamiento no debiera permitir los teatros de madera. Tanto proteger el arte dramático, y luego consienten el arte embaulado ó encajonado. Ya se sabe que eso tiene una ventaja. El teatro Felipe, que estaba en el Prado, ha sido trasladado á la Plaza de San Marcial. El teatro del Tivoli le llevan á Plasencia. Eso es poner los teatros al nivel del espectáculo de Gaignol. El otro día vi á varios sujetos cargados con grandes haces de tablas: ¿Dónde va esa gente? ¿Quiénes son? -Pues los teatros por horas que se van con la música á otra parte. No ganaban dinero donde estaban, y van á probar fortuna. Eduardo Bustillo ha sido nombrado crítico de teatros para casa de Xa Ilustración Española y Americana. Una sola cosa le pido: que no se haga notar en las noches de estreno. Mis amigos BofiU y Pirracas tienen ese único defecto. ¡Ellos, que son tan simpáticos! Pero las noches de estreno se ponen insoportables, y no oye usted otra cosa en el teatro: -Aquel que habla en voz alta es el Ahate Pirracas. -Pues es guapo y no parece abate. -Aquel que predica allí es el padre Bofill, es decir, Perico Bofill. -También es guapo, y tampoco parece Perico. O lo que es lo mismo, amigo Bustillo: Lo que critiques con la mano derecha que no lo sepa la izquierda. He tenido el gusto de presenciar la botadura de la Dama Dlan a, que tantas esperanzas hizo concebir al público de Parish aficionado á las buenas mozas Pero ahora entramos en nueva temporada teatral. iQué nube de piececitas nos espera! ¡Qué de coros de aldeanos! ¡Cuánto cuadro campestre y silvestre nos preparan! Los autores que han veraneado para dar rienda suelta á su inspiración, regresan con grandes fardos á cuestas. Ahora es frecuente en las puertas de Madrid escenas como ésta: ¿Qué lleva usted ahf? ¿Va algo de pago? -No, señor; esto es de entrada libre. ¡A verlo! -Señor, son comedias para los teatros por horas! Eso del Español parece que se arregla. ¡Ahora si que vamos á tener arte, gracias al Municipio! Porque se ha nombrado una Comisión compuesta de un zapatero, un vidriero, un ganadero, etc. eto. Un distinguido compañero mío dice que espera que hagan más por el arte dramático el zapatero y el vidriero que esos críticos de corcho que andan por esos periódicos de Dios disparatando. Hasta cierto punto, si. Los tales críticos no sirven, efectivamente, para nada. El zapatero podrá echar tapas y medias suelas á Talía, si es el calzado lo que tiene echado á perder pero nada más. Tomarán medidas, pero con la cinta métrica. En fin, que tendremos arte dramático; macilento, pero bien calzado.