Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
No es qije me haya retrasado en saberlo, sino que me estoy riendo todavía. ¿Oüu que el Sr. Bosch se lia elevado á eí mismo un. arco de follaje, en la Plaza de Santo Comingo y se le ha dedicado? ¡Qué hombre! ¡qué admiración siente por sa persona! Yo) í baria 3.1 Alcalde una estatua Monumental. Y después le pondría debajo, Por pedestal, Uno de esos kicskos bonitos Q xes (índG entra sal. En un pueblo de Sevilla han andado dos tuertos á puñaladas. ¿Porqué? ISo lo sé, pero se adivina. ¡Rivalidades! ¡Se habrá empeñado uno de ellos en decir que era más tuerto que. el otro! He sabido que en Nueva York se con- sumen 30.000 docenas de ostras al día. O sea tres millones y medio de ostras diarias, que hacen 25 millones de otras por semana. Pero señor ¿Dónde echa esa gente las cascaras? ¡Por María Santísima! El maestro de Lorca, D. Antonio Sínforo 80, hace mucho tiempo que no ve un céntimo d su sueldo. Verdad es que el infeliz tiene ocho hijos. tós lo que dirá QI Gobierno: ¿Qué le hemos de pagar, si casi toda la escuela la ocupan sus hijos? Y es que ese maestro ha equivocado la carrera. Áqní el que tiene ocho hijos se mete á ministro. Y distribuye los chicos por las oficinas del Estado. El Gobernador de Salamanca ha prohibido las representaciones en un teatro, porque la Empresa no le daba al Secretario tres butacas diarias. De modo que en vez de decir: ¡todo p o r el arte! dirá, ¡todo por mi Secretario! Con que ya se sabe: Calderón, Lope, Tirso y el Secretario del Gobierno civil de Salamanca! o o En Orense ba habido Jn í ordo motín Con írritos, pedradas, Tiros de fusil, Y otros. exabruptos Propios del país. No se pasa un día Sin oír decir Que en tal ó cual parteHa habido jollín. I Vamos que no hay otra Hacióa tan íelizl Que puede enagenaxse Por tríipo y hierro viejol, Quiaás servir pudiera Echándole Para arreglar las cosas: En Turquía ó álarrttí- coa í Pero aquí ya no sirve, r ¿e queremos más nuevT) Más á la última inbdá, Y de mejor efecto. Conque; ¿quiéji qüieríe: changa? Se da por, poco precio, Se admite el pago á: plazov Y ea monedas del perro. ¡Que gracia tiene el Ayuntamiento de Córdoba! El Alcalde quiere que también haya alli un monumento dedicado á Colón. ¡Claro! ¡Qué dirían de Córdoba las demás provincias! Pero es el caso que no hay dinero. ¡Que demontres! Lo mismo sucede en Madrid y en otras muchas partes. Aunque el Alcalde de Córdoba ha tenido una idea. La de pedir á todos los Ayuntamientos de la provincia que remitan fondos para hacer el monumento. ¡Como si lo viera! Los Ayuntamientos enviarán el sueldo de los Maestros de escuela, y Córdoba tendrá un monumento á poca costa. ¡Buena idea! ¡Como que voy á ver ai la aprovecho para hacerme ropa este invierno! o Ya se acercan las ferias Enque los madrileños Procuran dar salida A todo trasto viejo, Hoco, desvencijado, O poblado de insectoa iQoé ocasión tan propicia Se presenta con esto. Para rer ai iogramos Veoder nuestro Qobieino, En no sé qué fiesta. s que han hecho en Málaga ha habido elevación de faüíttiehés. ¡Pero qué aficionados son por allá áeléva, r fantoches! El mal está en que algunos de ellos llegan hasta aquí. Y aquí creemos que vienen del cielo. En Cádiz hay una pobre mujer descendiente de Cristóbal Colón q u e pide limosna á la puerta de una iglesia. Lo cual es la cosa más natural Jel mundo. Andando el tiempo ya se le hará su centenario correspondiente. Por ahora no se puede hacer con ella otra cosa sino dejarla qué pida l o qué quiera. Ahora que hablo de Colón. ¿Saben ustedes que nos ha salido un sujeto diciendo que Colón no ha nacido en Genova sino en Francia? Es de suponer que también reclame Alcázar de San Juan pidiendo que se nombre á Colón nianchego, como ya lo hizo Con Cervaiites. De modo que al descubridor de América le van á dejar poco á poco desnudo. En Marsellü le quitan la patria; en el Ateneo le quitan méritos; ya, para lo que falta, que le quiten á Fernando. ANDBÍS C Q K Z Ü E L O