Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Y NEGRO que pasa, me mira, dice: ¡AdióSj animall y luego un poco más allá se pega un tiro. Oo3 que parecen soldados de Cuba que vienen todos los dias mañana y tarde y echan el agua á chorros. Dos guardias civiles que pasan, fusil al hombro, sin hablarse, sin fijarse en nada, como si anduvieran movidos por resorte. Y todos los días el mismo guarda de arbolado, con la misma escoba, barriendo todos los días con igual indolencia, echando cada cuarto de hora un cigarro mientras me mira y me dice: -No, ¡lo que es si á ti te hicieran concejal, algo mejor andaría el Monecipio, y el ramo de arbolados, y la higiene pública, y la limpieza nacional! Ahl iQué mouotonial Qué vida tan triste! ESCENA V Ahl ¡Si yo pudiera bajar! Porque está visto que el descendiente de mi casa, es decir, de la casa que yo represento, no hace nada por la familia. Es ganadero, protege á Ángel López, tiene buen corazón, es progresista, ha sido miliciano y á eso ha venido á parar toda una familia de marinos. Si yo bajara, haría lo que por lo visto no hace nadie. Ir al Municipio y decir: (Señores, basta de farsa, que aquí ya nos conocemos todos, ya sabemos que eso de las fiestas del Centenario es negocio, y nada más que negocio. Cuando hayan pasado las fiestas, jqué quedará de todos estos proyectos que ahora traen ustedes entre manos? Una montaña de cuentas, notas de gastos de representación, listas de comidas de fonda, unas carrozas de palos y telas sucias y rotas, unos cuantos trajes arrugados y deslucidos En cambio, Madrid continuará tan sucio como estaba, los empedrados llenos de baches, las escuelas sin bancos, las casas de Socorro. sin hilas, la higiene en el estado más deplorable, el servicio de incendios abandonado, el ramo de consumos hecho una huronera de inmoralidades, los árboles talados, los pobres saqueados, los ricos exentos de impuestos, los Asilos sin pan, las comisarías convertidas en cebo para que algunos engonien ¿V piensan ustedes que tapando tanta suciedad con unas cuantas varas de peroalina y unas ruedas de fuegos artificiales van á recibir el aplauso de la historia? ESCENA VI 585 Y le diría al Gobierno: Y tii, ¿qué vas á dejar como recuerdo de que organizaste el cuarto Centenario del descubrimiento del Nuevo Mundo? Poco más ó menos; lo que el Municipio. BÜna rastra de comisiones formadas por sujetos perfectamente desconocidos. ün libro mal impreso, mal escrito á trozos, mal ilustrado y muy subvencionado, eso sí! una carabela de camama para que se pudra en cualquier rincón. i X una montaña de cuentas escandalosas. ESCENA Vil Y entraría en el Ateneo en noche de sesión, y diría: ¿Conque al cabo de los años mil han venido ustedes á demostrar en cincuenta y tantas conferencias, que Cristóbal Colón no fué nadie, ni tenía talento, ni instrucción, ni sabiduría, ni hizo mapas, ni descubrió otra cosa que el sistema de vivir sobre el país, como si fuera cualquiera de esos sujetos que pasan por sabios porque figuran en toda clase de comisiones donde hay dietas que cobrar y Cruces y títulos que vender? (Pausa. ESCENA VIH ¡Ahí Qué tiempos estos! Sí; aquella es la Fabrica de la Moneda, pero sin moneda. Aquel edificio es al que dirige su mirada la generación presente: esa casa es el templo de los modernos adoradores de un dios que yo traje á galeones llenos de América. Pero entrad dentro y encoatraréis unos troqueles viejos, unos empleados ociosos y unos cuantos montones de perros chicos. ¡No hay más cera que la que arde! ESCENA I X I Si yo pudiera bajar! Porque me abarro, me aburro á más no poder. Mi esperanza es una. Que el día menos pensado me parta un rayo. O que el tiempo vaya poco á poco desgastando este azucarillo en que me han empingorotado. ¡Ay de mil MAN DEL MATOSES. NOTAS CÓMICAS, LOS MICOS DE CÁNOVAS E L PAN POR LAS NUBES POR CILLA. PRECAUCIONES SANITARIAS ¡Cánovas tiene dos micos! Dice un periódico ufano, Como elque acaba de hacer Un descubrimiento magno. Dnsmicos! Siempre los tuvo, Y hasta los dio á cada paso: Uno como poeta lírico, Y otro como hombre de Estado. E l pan, aquí, cada dia Sube y sube sin ce- ar, Y á medida que más í- ube, Con menos peso lo dan. Esto extraña á mucha gente; Pero no debe extrañar: Lo que pesa, menos, sube í edeón, por si quisiPT. Venir el cólera á Ksp fia. l siá totn Mndo iinportánies Precauciones sanitarias. Las aguas deben hervirse Según hoy la ciencia manda, Y él, al saberle, ha mandado Con mayor facilidad. Heñir sus dciperros. de