Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ta poco á poco VaQ regresando Los que se fueron Á. tomar baños. Algunos vuelven Muy mejorados; Otros lo mismo Que se marcharon; Pero otros vienen Llenos de granos Y de diviesos Que no llevaron: Son loa efectos, JDicen, del baño, Y de los aires Paros y sanos. La niayor parte Vuelven contando Las peripecias Qae les pasaron: Que en el tren iban Muy apretados; Que no sé dónde Descarrilaron; Que allá, en la fonda, Ko habla cuartos, Y que dormían JBa un gran patio; Que el alimento Costaba caro, Y además de eso Que era muy malo, Y que el fondista- ¡Pártale un rayo! -Pone unas cuentas Metiendo mano- Por una vela Nos ha llevado Catorce reales, ¿Habrá allí escándalo? En fin, que vuelven Como marcharon, Y por contera Desvalijados. iiO que es yo, dicen. Juro que otro año Annque me tueste De aquí no salfío. Después de todo, Y bien mirado, Para tostarse Viene el verano, Y donde quiera Que nos vayamos AHÍ nos siguen Del sol los rayos ¡Pues dése usted una vuelta á sí mismo I Q O O CoQ si fnego de tus ojos Has incendiado mi pecho; Niña, ya que eres bombera. Apágame, que me quemo. Kl arte taurino está de luto. Lagartijo va á cortarse la coleta. Con este motivo serán muchos los aficionados que vayan por la calle llorando á lágrima viva. Í Pues ya podemos decir qiie se han aguado las fiestas del Centenario. jClaro! Con esta noticia, ¿á quién le quedan ganas de ver la carabela? Y ahora que hablo de la carabela. También los vecinos del barrio de la Guindalera van á celebrar, á su modo, el Centenario. Y piensan hacer tres carabelas en miniatura, y un canal chiquitito para que paseen las carabelas, y más allá (no sé dónde cae ese más allá un bosque tropical chiquitín y de imitación. En tin, que donde quiera que vuelva usted la vista se encuentra usted gente jugando al Centenario de Colón. ¡Qué manera de sentir el entusiásmol En un teatro de Zaragoza se ha estrenado un apropósito criticando el derribo de la Torre Nueva. ¡Qué atroces son los autores dramáticos! ¡Mire usted que hacer una comedia de un derribo! Aunque supongo que será por aprovechar el cascote. ¡Cómo estará de ripio la obra! ¡Claro! ¡Si la piqueta hace de protagonista! Al Administrador de Correos de Villar del Arzobispo le había dado la manía más extraña que puede acometer á un hombre que es funcionario público. Se le había metido en la cabeza que t o das las cartas que contenían valores iban dirigidas á él. Y todas las abría y se guardaba los valores. Ahora anda la Guardia civil tras de ver si consigue demostrarle que está equivocado. Para volar pir los aires Se ha inveuta lo un aparato, Con el cual podrá cualquiera Volar lo mismo que un pájaro. Pues si el coger á un ladrón Cuesta ahora tanto trabajo. Si se ponen esas alas ¿Quiéu podrá echarles la mano? Otra nueva ocurrencia del Ayuntamiento. -Porque ya habrán ustedes observado que no descansa. Ahora se le ocurre poner 200 arcos voltaicos de luz eléctrica para iluminar desde el Hipódromo hasta la Puerta de Atocha. Lo que no han dicho es lo que se proponen iluminar. ¡Como no sea las parejas de amantes que van por esos, sitios! Compadezco al Alcalde. Se conoce que el hombre se pasa los días y las noches diciendo: Pero, señor, ¿cómo me las compondré yo para emplear este millón y medio de pesetas? Un concejal que yo conozco anda preocupado con lo de los 200 arcos voltaicos. -Yo no me atrevo, dice, á pedir la palabra en contra de eso; pero, francamente, 200 arcos me parecen muchos, porque sí los forran de enramada, como es natural, van á dejar pelados los jardines. -Pero ¿usted sabe lo que son arcos voltaicos? -Hombre, nofaltaba más! Unos arcos que d a s la vuelta. En un pueblo de Italia un concejal ha pegado una paliza al Alcalde y le ha puesto en peligro de muerte. ¿Lo ve usted? Pues así quisiera yo que discutieran en nuestro Municipio los presupuestos. Hombre, siquiera se divertirían los ciudadanos aticionados á las emociones. En Austria- Hungría va á establecerse una sociedad de damas bomberas que acudirán á extinguir los incendios. ¡Qué contentos estarán los poetas enamorados de allá! Porque podrán escribir en el abanico de sus d a m a s Kn un pueblo de Soria sé ha presentado una manada de lobos. ¡Mala señal! Verán usíedes como va detrás una manada de cobradores de contribuciones. ANDBÉS C O B Z Ü E L O