Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
WISTA -MES AGOSTO lll! íl IIÍMIIilM DE A G O S T O interview EN EOSTEO. Siguiendo la costum bre establecida, Por duchos periodistas sostenida En esta veraaiega temporada, Por más que ja, va siendo combatida Y anatematizada; Para contar lo que hubo de interés En el pasado mes, Discurrí que tal vez lo mejor fuera Buscar á AGOSTO alli donde estuviera; A manera de juez, interrogarle, Como si se tratara de tomarle A un criminal severa indagatoria Para saber sus hechos y su historia: Argiiirle, acosarlo, Y- aiin, si íuera preciso, carearlo Sin atender desaires ni protestas. Para dar á la estampa, en conclusión, Nuestra conversación E n forma de preguntas y respuestas. Justamente lo mismo Qae escribió el padre Astete el Catecismo, Que esto es lo que hoy, aquí y en el Perú, Se llama celebrar una interviún. AGOSTO, terminada su misión, Se habla retirado á la mansión Donde los meses siempre, al terminar, Se van á descansar. Hasta que el viejo y camastrón Saturno Les dice que otra vez les toca el turno. Allá me preseaté muy decidido. Mas no me recibieron esa vez, r aunque volví otras diez, Siempre fui rudamente despedido Por un señor portero, Gruñón, viejo y grosero, Que estaba sacudiendo unos tapices, Y rué dio con la puerta en las narices. -Esto en las mtervivves no se cuenta. Mas pasa de cien veces las noventa. -Al fin, logré en mi empeño ser feliz, Gracias á Julio Kuiz, Al que acudí en buen hora. Porque me había dicho una señora. Viéndome en tal apuro, Que Jwlhi era el camino más seguro Para llegar á AGOSTO sin demora. Guando ya ante él estuve, tomé asiento. Saqué cartera y lápiz al momento, Y yo tenaz, pesado y sonrieute. Preguntando con toda confianza, Y él adusto y huraño é impaciente, Contestando con cierta destemplanza, Que rne era indiferente, Después de los saludos de ordenanza Sostuvimos el diálogo siguiente: ElperioAhta. -Espero, Ao- OSTO insigne, Que usted, siempre benévolo, se digne Contarme exactamente y de corrido Lo notable que hogaño le ha ocurrido, SÍQ omitirme nada. AGOSTO, sotto voee. ¡Qué embajada! El ¡jeriodüta. -Dsted, amigo mío. Comenzó su carrera con gran brío. Dando principio á las notables fiestas, Dignamente dispuestas, Para que así celebre la Nación El cuarto Centenario de Colón, Que el Gobierno celoso de honrar trata. AGOSTO, xotto i; flí- e. ¡Patarata! MI periodista. -En Huelva sé que ha habido Más de un festejo espléndido y lucido Y más de un gran banquete y de un sarao, Con el motivo de botar la nao. y ya que de ese festival me ocupo, Usted, seftor de Agosto, ¿acaso supo Por qué el señor Ministro de Marina, Al no encontrar al cura que debiera Decir la misa, en la función que era La de más importancia, por divina, No decidió buscar á otro cualquiera? AGOSTO, sonriendo con dnlziira: ¡Porque el ministro aquél no tiene cura! Mperiodista. -Es cómico el motivo Y ya que encuentro á usted más expansivo. Quisiera preguntarle su opinión Aceri a de las fiestas del millón, Con que, por más que algunos le motejen, Ti spera deslumbrar, OGmó lo deien, A todas las naciones extranjeras Bl don Alberto Boseh y Fustegueras, Sujeto de talento y de buen porte. Que vive de sus rentas, Y que es Alcalde de la Villa y Corte Que acabará por ser corte... de cuentas. AGOSTO cierra el pico, frunce el ceño Y es hacer que conteste vano empeño. J Uperindliúa. -Acaso usted sabrá Que iban á gastar más, medio millón E n iluminación, Pero que de ello desistieron ya Porque se opuso fiera la opinión, Y todo, acobardado el Municipio, Lo dejó sicut erat in principio, Al ver que propalaba la malicia, Con notoria injusticia, Que las arca, s no se hallan tan repletas, i hacen faltan faroles doiide hay tantos; Que con aquel puñado de pesetas Iban á hacer su agosto no sé cuántos AGOSTO, ywe su mal humor desctibre: -Si no hicieron su agosto, harán su octubre. M periodista. ñaxAi. moi de otras cosas Que son más divertidas y chistosas. Qué opina usted del viaje Que hace el señor Sagasta por Asturias, Y que tiene bramando de coraje A los conservadores, como furias. Oír su opinión deseo: ¿Qué le parece á usted el don Mateot ACPOSTO, óon m lúii rrWle lasgiUvtfimm: -J y. nv- feJi ¿ü v wi