Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LÓGICA Pues, si, señores- -decía En Zaiagoza, contando Sus hazañas, un famoso Explorador afíicano; -Sufrimos unos calores De mas de noventa grados, y entre salvajes y fieras Vivimos dos ó tres años. Más de cien de mis valientes Fntre las garras quedaron De los tigres, j los cafres Se comieron otros tantos. Pero, ali! señores, ¡qué importan Cien vidas, ni mil, si, en cambio, Miles y miles de negros Sin compasión degollamos? Qué importa que allá quedaran I e los nuestros unos cuantos, BATURRA CUENTO- Si su sangre fué una gota De tanta otra sangre al lado? Vimos, por fin, dónde nacen I.O S ríos Azul y Blanco; Del reyezuelo Y- va- Bola Los dominios arrasamos; Hicímosle prisionero. Dimos muerte á sus vasallos Y, en fin, triunfante, la enseña Del progreso paseamos Desde las cumbres del Atlas Hasta la región del Cabo. Ab! señores, permitidme Que me enorgtiUezca: que algo Debe á mi valor la causa Del progreso. Fiel soldado De sus huestes, mientras viva Seguiré por él luchando, Pues aun quedan, por desgracia. Muchísimos pueblos bárbaros, Y no hay que andarse en melindres Si hemos de civilizarlos Hay que segar muchos cuellos; Hay que cortar- -Eediós, Chato, -Dijo un baturro á un su amigo, acuerdas que dijo el máistro No ha mucho, que en nuestro pueblo? in ceviilhar estamos? -Si m acuerdo- -Pues afcapc Y ¡á preparar los retacos! ¡No se rocurra á este tío Dir pa allá á cevclizarnns! JULIO E O M E R O GAKMEÍíDrA.