Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
512 CREOXA D E L A M E C A Importante receta para blanquear el cutis, sana y benéfica. Basta una pequeñísima cantidad para aclarar el cutís más obscuro y darle la blancura suave y nacarada de marfil. (Precio en París, 6 francos) Dnsser. -l, Bue J J Rousseau, París. BLANCO Y N E G R O -I Cómo, Doctor! Usted de veraneo por estas playas I Esos pobres enfermos de Madrid van á morirse todos faltándoles su asistencia médica. -No importa. Al menos, morirán de muerte natural. BIBLIOGHAFÍA Códiqo eivil anotado, con los complement o correspondientes y un minucioso indine alfabético que hacen de ésta una de la ediciones tais útiles que hemos visto. Forma un tomo en S. de mil páginas encuadernadas en tela, y oe vende á fi pesetas en la Administración. San Tíoaue. 1, Madrid. Mevista de Dereclw infernaoronal. frvfa fjpnoral, de ferrorarrilfs, por T) Pedro Méndez Vigo. Oontiene todas las lineas de Kspaña, Portugal v principalesitinerarios de T? uropa- -Se. publican dos edicionesmensnales. al precio de una peseta la qiie contiene los cuadros de distancias y precios, y de 50 c timos la que carece de ellos. -Los itinerarios obedecen á un método completamente nuevo, pues se prescinde en ellos déla división de trayectos por compañías, cosa que al viajero no le importa conocer, y en cambio se establecen viajes directos, que simplifican mucho el manejo de la- GvM, -Véndese en las librerías, en las estaciones de ferrocar- ril, en las bibliotecas de todas las líneas del Norte, y en la Administración, calle del Soldado, núm 2. Todos sabemos que los gatos ven en la obscuridad, á causa de la construcción especial de sus ojos, cuya pupila es pequeña y ovalada á una luz regular, estrecha ndose cuando ésta es muy fuerte y extendiéndose hasta formar un circulo completo, que casi llena el hueco del ojo, en la obscuridad. Esta particularidad de los ojos del gato la aprovechan los chinos para saber la hora, según nos cuenta el a b a t e H u c quien, v i a j a n d o por China preguntó á uno de los nat u r á l e s que le acompañaban qué hora era. E l chino se fué h a c i a u n gato que e s t a b a tomando el sol, le miró los ojos, y contestó que debían ser las dos d é l a tarde. Preguntado el chino por Huc cómo podja saber la hora de ese modo, aquél le aseguró que las pupilas de los gatos, que son pequefia- í por la mañana, van gradualmente empequeñeciendo hasta las doce, en que llegan al mínimum de tamaño, volviendo á aumentar desde esa hora. CHABADA VISITEH USTÍDES Es nombre muy general ha. primera Ie etiáa: Nombre de mujer dos tres, Y mi todo si te fijas, La verás de muchos santos E n imágenes benditas. LA JOYERÍA GUINEA Carrera de San Jerónimo, 28 Diálogo de dos recién casados: -Amalia, ¿me amarás siempre lo mismo? ¡Siempre! Y te juro que no haré sino lo que tú quieras. ¡Ángel mío! -Júrame tú, en cambio, no querer sino lo que yo haga. -Dígame usted; ¿qué es lo que hace nuestro amigo Pérez en Egipto? -Lo ignoro; pero habiendo tenido en Madrid una tienda de plumeros, es de suponer que le esté quitando el polvo á las Pirámides. Un inglés ha teF B A S E HECHA nido la ocurrencia Nada e l e v a d o de publicar en un hermoso y bueno periódico de Lonse hace s o b r e l a dres el siguiente tierra sino á costa anuncio: de padecimiento y Se han perdido de a b n e g a c i ó n dos horas en oro, Sólo el sacrificio es con sesenta minulecundo. tos en d i a m a n t e cada una. No se ofrece recompensa al que las devuelva porque no se volverán á encontrar jamás. iJste ameilcauo es un moralista, y emite, bajo una forma humorística, un pensamiento muy sabio y muy cierto. Todos d e b i é r a mos meditar bien estas palabras, y al sentir d e s e o s de) erder una h o r a E l amoniaco tiene numerosas aplicaciones recordar que esa hora que se va á dejar trans domésticas. currir inútilmente, no volverá jamás. Su olor alivia con frecuencia, los dolores de cabeza. Las planchas. de cobre en que se ponen En un establecimiento balneario un cangrabados los nombres en las puertas, deben tante tan vanidoso como malo, desea, deslimpiarse con un paño empapado en amopués de un concierto, saber la opinión de un niaco. famoso critico allí presente: Las telas de seda desteñidas por manchas- ¡Ohl artistas como V. dice éste, hay pode frutas generalmente vuelven á recoquísimos y aún son demasiados. brar su color primitivo por medio del amoníaco ou unas gotas de él disueltas en agua E l ánimo es la guia y el gobierno de nuescaliente se limpian las alfombras. tra vida: si se encamina á la gloria por el Hna ó dos cucharadas en un cubo de agua sendero de la virtud, es eficaz, ilustre y polimpian los cristales mejor que el jabón deroso por sí mismo: no necesita de la forUnas cuantas gotas en agua caliente quitan tuna, la cual no puede dar ni quitar á nadie, las manchas de las pintaras y de los cromos, ni honradez, ni ingenio, ni otras virtudes. pero se han de aplicar con cuidado. Con amoníaco y agua desaparecen las manchas de grasa, para lo cual se coloca un- -Mozo, tráeme un heefsteali; pero muy trozo de papel secante bajo la tela y se le grande. porque soy miope. pasa por encima una plancha caliente. SOLUCIONES oorrecpondlsntea al número antarler. A LA FHASE HECHA EK ANAaSAMA: Caerse de nn nido. A LA CHARADA: Salero. AL JEROGLÍFICO: Acuérdate de la muerte, y pecarás pocas veces. AL ROMPECABEZAS: Prancisoo Homero Robledo, j Las soluciones correspondientes á este numero se publicarán en el próximo.