Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
506 BLANCO Y NEGRO ser le ha perjudicado en gran manera creándole una reputación de díscolo que, como queda apuntado, no merece en justicia. El escenario de un teatro es un campo de batalla en el cual saldrá siempre vencido el que luche de frente y con armas de buena ley. La índole del combate requiere y pide otras muy distintas armas. Para andar desembarazadamente de telón adentro y maniobrar alli con probabilidades de éxito, hay que aprender á la perfección el arte del disimulo. La comedia menos comedia (si puede asi decirse) es l a q u e se representa por la nocíhe á la vista del público. En la esfera teatral hay quien no tiene palabra mala ni obra buena (no me refiero á las obras escénicas) y pasa por hombre amabilísim o sincejo, de escogido trato y de carácter verdaderamente angelical. Tuviera Castilla, como tantos otros, esas indhpensables condiciones, y no pasaría como pasa, plaza de díscolo. Nunca para el Um es tarde, y aun puede enmendar su culpa tado siempre con el aplauso del público y con los justos elogios de la crítica. H a hecho varias excursiones á América, trabajando en aquellas regiones con el mismo satisfactorio resultado que en Madrid, y ha estado algún tiempo recorriendo nuestras provincias, unas veces como empresario, y otras contratado, pero siempre de primer actor y director, siendo muy de extrañar que artista de sus excelentes condiciones no tenga un puesto fijo en la corte, donde van escaseando los buenos cómicos, dicho sea sin ofensa de nadie. Durante el pasado invierno ha actuado en el teatro Eslava con gran satisfación y aplauso del público. Castilla es buen actor y buena persona. Es serio, formal, discreto, esclavo de su deber, trabajador, estudioso, puntualísimo en acudir al ensayo y á la función, PERO Pero dicen que es coló. E n estos Madriles h a y muchas reputaciones usurpadas- -y no me refiero ni remotamente á las reputaciones artísticas ó literarias, las cuales me parecen- -todas ellas- -justas, sólidas y respetables, en sus medidas respectivas. Hablo en el terreno puramente social. Por ejemplo, aquí h a y quien tiene fama de valiente siendo cobarde, quién de pródigo siendo tacaño, cuál de sincero siendo hipócriPincelada que puede dar, ta, etc. etc. la norma del valor moral de Pues bien: yo creo que las costumbres teatrales. Castilla tiene, como díscolo, Encuéutranse dos enemiuna reputación muy supegos mortales en un pasillo, rior á sus merecimientos, y entre bastidores ó en si me apuran mucho diré otro sitio cualquiera (que el que enteramente usurpada. sitio es lo de menos) y exCastilla es un tanto susclama uno de los dos, con picaz y un m u c h o p u n la más agradable de sus sondonoroso. risas Imagina- -ción viva, -Ya sabe usted que se le tempera- quiere. mentó me- -Ya sabe usted que se le ridional, corresponde- -contesta el piensa t n otro risueño también. alta voz en r Traducción l i b r e pero la mayoría exactísima: de los ca -Ya sabe usted que se le sos, quiere quiere reventar. Castilla en el protagonista de mores Nacionales, aplicar á- -Ya sabe usted que las costumbres teatrales una rigidez de principios perdeseo lo mismo respecto de usted. fectamente incompatible con ellas, y esa su manera de Y ambos están en el secreto de la traducción. CORCHOLIS.