Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ziü. ia íss: s: js: zsí i7 üssíi Núm. 66 EFEMÉRIDES 7 de Agosto 1660. -FALLECIÓ E N MADEID E L FAMOSO PINTOR ESPAÑOLAD. DIKGO VELAZQÜEZ DE SILVA Velázquez, el más grande y el más español de todos los pintores de España como le llama Mr. Blanc en su Historia de los pintores de tofalleoíó en Madrid, á consecuencia de rápida y terrible enfemiedad que le produjeron las fatigas y molestias de su cargo de aposentador mayor del E y. La famosa paz de los Pirineos, que puso término á la sangrienta y asoladora guerra sostenida durante veinticinco años por España y Francia, por la Católica Majestad del señor D. Felipe IV y el Cristianísimo rey Luis XIV, su sobrino, quedó ajustada en las conferencias de la isla de los Faisanes, estipulándose el ma trimonio del joven Monarca francés con la infanta doña Maria Teresa, hija primogénita del Soberano espa ñol. Para celebrar los desposoriosy hacer á Luis X i y entrega de su esposa, habían de reunirse en la frontera las familias Beales de España y de Franc i a con tal motivo, fué enviado previamente Velázquez para preparar en. todo el camino las habitaciones necesarias y para disponer en el citado lugar de lá reunión suntuosos alojamientos. No parecía a l pronto que hubieran causado t a n grave mella en la salud del p i n t o r insigne las fatiga y graves cuidados del desempeño de su cargo, porque, según refiere Cean Bermúdez, no f aé D. Diego el que m e n o s l u c i ó en aquellas fiestas, con su airosa y gallarda persona; poj, el delicado gusto quéteníaen vestiise y por el arte Con que colocaba sus diamantes pero á los pocos días de haber regresado á Madrid. cayó en cama, el 31 de Julio, tan gravemente enfermo, que desde luego perdióse toda esperanza de salvación; Mucho sintió Felipe IV la muerte de su pintor favorito, al que admira. ba y quería eiítr ablemente. Prüebadesu afecto fué aquel mismoí cargo de aposentador mayor que le concedió en 1661, como la plaza de ayuda de cámara que antes había servido desde el año 43, empleos extraños y opuestos á su profesión, á sucarácter y á su genio, pero q u e d e m o s t r a b a n el afán con que el monarca procaraba tenerle cerca de si. Y no fueroii ciertamente éstas las únicas distinciones y mercedes con que le favoreció aquel Rey, que, como político, sólo tuvo ii Gremio