Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UN POeO DE TODO Si es cierto, como dicen, Que no hay quien tenga un cuarto y la Bolsa está en baja Y el Tesoro está exhausto, Y la industria está muerta Y el comercio expirando, ¿Cómo es que hay tanta gente Que se va á tomar baños? Porque Madrid se encuentra Tristón y solitario. Si va usted á paseo Al Retiro ó al Prado, O se mete en un circo i O va usted á un teatro. No se encuentra un amigo Con quien echar un párrafo. ¡Aquí no queda nadie Más que los pelagatos! Si va usted de visitas, Se entabian estos diálogos: ¿Están los de Martínez? N o señor! ¡Se marcharon! ¡Hombre! ¿Y l o s de Menéndez? ¡Se fueron al Cantábrico! ¿Y los de Pérez- López? ¡Están veraneando! ¿Y los de Gómez- Diéguez? ¡Ya salieron el sábado! Francamente, señores. Para no haber un cuarto Me- parece un derroche Un poco extraordinario Ir á gastar dinero Y dejar de ganarlo. ¿O hay dinero escondido Y lo disimulamos? ¡Qué humanidad tan picara! ¡Vivimos engañando, Y hasta nosotros mismos Creemos el engaño! En fin, no tengo un duro Ni de dónde sacarlo; Pero yo no soy menos. ¡También me voy á baños! Eso ya merece elogio. Porque asi no se podrá dar por ofendida la literatura española. Lo que más me choca es que no haya un periódico español que no dé un bombita al libro de la Sra. Duquesa. Pero, compañeros, si la cosa no va con, ustedes. ¡Como que quizás por eso se habrá es- crito en francés. Para que no le entendamos. ¡Los Ministros de Estado y Gracia y Justicia! No señor: cuatro botijos que diariamente van allá con agua y vuelven de vacío. Vea usted lo que son las cosas. Esos ocho destinos de botijps públicos debieran concederse á algunos de los innumerables pretendientes. Porque es un oficio tan entretenido como el de Ministro de jornada. No hay que hacer sino ir y. venir. Na hacen mucho más otros! ¡Hombre! ¿Conqtie van á dar un cargo diplomático al Sr. Navarro Reverter? ¿Lo ve Usted? Pues á eso es á lo que se debe llamar modus- vivendi. O vamus- viv ¡Jesús, Alaría y José! Nos amenazan con una huelga de taber- ñeros. ¿Qué va á ser de nosotros? Ppr su puesto que tienen razón. Las aguas del Lozoya vienen con frecuencia muy sucias. No sirven ni para agua de socorro, y mucho menos para bautizos en regla. o Para que pase la carabela Santa María, Pondrán faroles de luces varias Sobre la, rí Ya está nombrada para a. nao La dotación, Y es hasta el dia lo que, se sabe De esta cuestión. ¿Conque van á construir en la Concha de San Sebastián un palacio de cristal para bañarse? ¡No me lo explico! ¡De cristal! Pues ¿dónde se van á desnudar los bañistas? En el circo de Colón Enseñan un cerdo que habla; Hay hombres que no hacen tanto Ni aun jiñdiend la palabrü. ¡Hola! ¿Conque la Sra. Duquesa de la Torre ha escrito UQ libro? ¡Qué sorpresa! Al cabo de sus años, resulta escritora. El libro, para mayor claridad, está escrito en francés. ¡Qué gusto! Nos va á visitar un planeta muy hermoso que dicen que es casi tan grande como la luna. Por supuesto, que los astrónomos no repararon en él hasta el año 1858. ¡Jesús! ¿Dónde tenían los ojos? Porque si es tan grande como cuentan, le han debido ver. IA menos que hasta 1858 DO se haya, mirado hacia arriba! ¡Anda! ¡Anda! E n Hungría se ha fundado una sociedad para cocer carnes por medio del frío. Esa noticia me deja ardientemente helado. Yo haré pruebas el próximo invierno, y los días que haga más frío me calentaré haciéudome aire con un abanico. A ios sabios hay que respetarlos. Al apóstol Santiago le han nombrado patrono exclusivo de la caballería. Lo que pueden los influjos y las recomendaciones. Hasta la corte celestial llegan. AíiDBÍ 9 OOBZUELO. ¿Á qué no saben ustedes quién va y viene con más frecuencia á San Sebastián?