Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
476 BLANCO Y NEGRO Así es que por esas provincias se están dando prisa á construir templos á la nueva idolatría. Están haciendo á escape un frontón en Valencia, otro en Sevilla y otro en Barcelona. Dentro de poco no habrá capital celosa de su nombre que no tenga su hermoso frontón. Y por supuesto, su correspondiente taquilla. ¡Ah, eso sí; taquilla antes que frontón! También ha encargado un libreto á Jackson Veyan. Y la música se la ha hecho él á ratos perdidos. No es lo mejor de la obra la letra, y eso qne lo menos tiene tres ó cuatro chistes. Ni la música, y eso que hay una de toques de corneta, que atruena los oídos. Los dueños de frontón en Madrid han dado ahora con un aperitivo que despierta el apetito de los aficionados. Hablo de los desafíos. Apenas coge uno un periódico donde no se encuentre un cartel de desafío. ü r a n g a y Sarasua, ó bien Machín y el Chiquito, ó bien Irún y Araquistain anuncian que tienen 5.00 U pesetas ó 10.000 para dos guapos que se atrevan á mojarles la oreja. Lo mejor son las maniobras, y eso que el autor de ellas no cobra derechos. ¡Injusticias teatrales! El pintor Bussato se ha portado como quien es. Las decoraciones dé los cuadros segundo y tercero son muy lindas. El ejercicio que hacen las chicas en el cuadro tercero es muy aplaudido todas las noches. En fin, creo que merece elogios el que haya ideado poner en escena la táctica militar. ¡Ojalá haya quien se anime y haga una zarzuela con los presupuestos generales del Estado! Esto nos daría ocasión de silbarlos. Anímese el Sr. Concha Castañeda y verá qué grita se lleva. No quiero ocultar mi opinión de que al enseñar á las cigarreras (que son de condición levantisca) el manejo del fusil se corre un peligro. El día que se subleven (y j a se sabe que las cigarreras y los estudiantes se sublevan una ó dos veces al afio) no se vendrán con las manos vacias. Se echarán á la calle con armas y bagajes. Y entonces á morir los caballeros. El juego de pelota continúa absorbiendo la atención del público. Y la gente se anima, y en todos los hogares se disputa, y algunos matrimonios, antes pacíficos, andan á la greña en pro ó en contra, ó en contra de Elícegui é Iturrioz, ó Muchacho y Tandilero. Y sin embargo, el público grita en los frontones la célebre frase sudamericana. ¡Hay tongo! ¡Hay tongo! j No viéndolo no se creería hasta qué punto ha llegado el fanatismo por los pelotaris. Pero sépase: En un partido jugado hace poco en Fiesta Alegre, se entregó á cada uno de los tres pelotaris vencedores, ma corona de plata y oro. ¡Gran Dios! Los pelotaris nivelados con Echegaiay, Selles, Pérez Galdós ¿Y aun hay quien teme que venga aquí el cólera? ¡Hombre, déjele V. que venga! Pero vamos á ver, ¿por qué no se ofrece ima corona al simpático Agvjeiasf Porque entre Agnjttas y Sarasua, la superioridad intelectual corresponde al primero.