Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GRITAS Y APLAUSOS (REVISTA DE ESPECTÁCULOS Se han estrenado varias piececitas estos días. Así como cosa dé media arroba, calculándolo por el papel. Pero no llega á un adarme si se pesa junto el mérito de todas. El Botón de muestra, Salvador y Salvadora, Los Cuatro palos. Cariño ¡qué sé yo! he perdido la cuenta. Todo ello son piececitas de tente mientras cobro Eso si, todas ellas han tenido en la prensa su correspondiente serenata de btDmbo. Pero en esto de los bombos vamos mejorando. Los periódicos han recibido esas obrillas nuevas diciendo: La obrilla tal, como obra de verano, puede pasar. Es decir, que para mis queridos compañeros de periodismo, en verano con cualquier cosa mantiene uno sus apetitos dramáticos. Ó lo que es lo mismo, que la buena literatura viene á ser como el aceite de hígado de bacalao. En invierno se puede tomar á todo pasto. En verano no, porque irrita mucho. De modo, que así como hay toreros de invierno y toreros de verano, tendremos autores dramáticos ligeros y de abrigo. Y otros que no sirvan para ninguna época. PRÍNCIPE ALFONSO Ya tenemos un general más en España. El general Cereceda. Este general tiene dos ventajas: 1; que no cobrará del presupuesto nacional, y 2. que se trae su tropa sin necesidad de quintas ni de levas, y que se compromete á mantener su ejército. ¡Ojalá hicieran todos otro tanto! Por supuesto que el ejército está formado por muchachas más ó menos cigarreras que manejan el fusil á las mil maravillas, y ejecutan maniobras como si fueran veteranos. Guapas no todas son guapas. ¡Demonio! ¡no pidamos muchas gollerías! Pero las hay tan simpáticas y graciosas, que no seria extraño que alguna de ellas encontrara novio en algún militar de los espectadores. De este modo puede llegarse á la unión de las armas. La Espada de honor ofrece á los reformistas del ejército un problema casi resuelto: el de fundar un ejército útil y barato. De día á hacer pitillos Mezclados con pelos Y migas de pan, y de noche á hacer el ejercicio. El general Cereceda ha gastado un dineral en presentar con propiedad La Espada de honor. Todo lo ha encargado á las fábricas que se dedican á surtir nuestro ejército. Trajes, armamento, roses, correaje, monturas; fusiles, espadas, dos cañones...