Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Y NEGRO Blanquísima servilleta, Y, sobre ella colocamos- Pan blanco, fresca botella. Cucharas de boj, naranjas, Lechuga jugosa y tierna, Y tras de esto se coloca En el centro la cazuela. Que al destaparla, olorcillos Hasta la nariz eleva, Que encienden el apetito De la sabrosa merienda. Los residuos del banquete. Dando hacia Madrid la vuelta. Ambos, cogidos del brazo En amorosa pareja, Y cantando alguna copla De conocida zarzuela. Emprendemos el regreso Siguiendo la misma senda. 457 Qué cuadro tan animado Á la vista se presen tal. Allá á lo lejos oímos Que la guitarra rasguea; n, Y cantan coplas y ríen, Y corren y bailotean Varias alegres personas Que alguna boda celebran. Á otro lado un matrimonio, Con seis chicos y la abuela, Se atiborran en silencio Con hambre de dos cuaresrnas. Allí un mozo y una moza, Con más amor que cautela, Sé cuentan en voz muy baja Sus esperanzas risueñas. Y criadas, menestrales, Y soldados y doncellas, Dan animación y vida Á la Fuente de la Teja, En el aire se confunden Y el viento á nosotros lleva. Formando alegre murmullo Y entremezcladas cadencias. Diversas notas que lanzan La dulce gaita gallega. La alegre y pastoril flauta. La soñolienta vihuela, El pandero y sus sonajas, Las clásicas castañuelas, Los cantares andaluces Y las coplas madrileñas. La tarde, por fin, declina. El sol sus ardores templa, Y mi mujercita y yo Recogemos en la cesta Esta es la vida que hacemos Todos los días de fiesta Tras do los seis de trabajo Y de incesante faena, Y si al acabar el mes No hay en casa una peseta, Vivimos sanos y alegres, Y en paz y en gracia, y etcétera. M. MATOSES.