Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AWIIMSTKTICIOV v- ñc II Núm. 68 EFEMÉRIDES 12 de Junio aquel periodo fueron de carácter 1771. -Nació en la villa de Osuna el poeta D. Manuel María de Arjona. é interés personalisimos, é insignificantes, por tanto, al lado de los muchos importantes hechos de aquella época que con fuerza irresistible atraen y fijan exclusivamente la atención. Aunque desempeñó altos cargos eclesiásticos, ganados los unos en reñidas oposiciones, concedidos los otro por sus probados merecimientos; y finalmente, aunque fué- -según uno de sus biógrafos- excelente humanista, filósofo, orador y ju- rista; teólogo muy versado en los e crito 8 de los Santos Pa res y doctores de la Iglesia y en la Historia civil y eclesiástica, y además poseia las lenguas sabias y muchas de las vulgares la inconstante y caprichosa fortuna que le tomó siempre por juguete de sus veleidades y mudanzas; al rodear su nombre de la auréola con que circunda los favorecidos, no le concedió la brillantez suficiente para que la posteridad, al volver los ojos al pasado, se fijase en él, deslumbrada por el brillo superior de otrOs muchos nombres, á cuyo o aquél forzosamente habia de 3 dar obscurecido. A pesar de esto- ó acaso por c o mismo- -no ha de ser inoportuno el evocar hoy su recuerdo, ni las ligeras noticias de su vida que podemos ofrecer á nuestros lectores dejarán de resultar curiosas é iiitereS 9. ni; es. No manifestó elSr. Arjona en su niñez esas dotes felices, esas disposiciones precoces que son anuncios de un porvenir bjillafttei El nombre de D. Manuel María de Arjona es hoy generalmente poco conocido, por más qne en loa primeros afios de este siglo alcanzó bastante notoriedad, unas Teces encumbrado y favorecido por la suerte propicia, otras combatido y precipitado por la fortuna adversa. ya objeto de las alabanzas y celebraciones de sus afectos, ya blanco de las iras, de los insultos y de las persecuciones de sus contrarios. Nada tieíie, sin embargo, de extraña la obscuridad casi completa que hoy envuelve aquel hombre. Aunque el Sr. Arjona fué en sus tierupps muy estimado como poeta, de su ingenio sólo han quedado débiles y escasas muestras que se conRervan en la Biblioteca de Autores Españoles. Aunque en diferentes ocasiones prestó señalados servicios á las letras españolas fundando diversas Academias, perdido ya el recuerdo de éstas, no es cosa rara qué se haya borrado también el de su fundador. 4 unque figuró notablemente durante la dominación francesa, y por las vacilaciones de su carácter apocado é indeciso sufrió vejaciones, procesos y persecuciones de los iinos y de los otros, pairado como enemigo por los franceses y tachado de afra ncesado por los españoles, todos sus hechos y los accidentes de su vida en