Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Í L Í EAL Córdoba, mitad mora, mitad cristiana. Tiene un genio escondido que la engalana, ü n genio que le ofrece dichas y amores. Luz radiosa en el cielo, auras y flores; Es un genio que en Mayo tiene su entrada. De la Salud la feria tan renombrada. La ciudad que dormida siempre aparece, Y embriagada de azahares se desvanece, Eí oca las grandezas de su pasado Con las fiestas alegres de su mercado. Mentido paraíso, soñada gloria. Se nos figura el campo de la Victoria, Donde el real se extiende con atavíos De sultanas, de reyes y señoríos. Por alfombra, las flores que da este suelo: Por techumbre, el risueño límpido cielo, Y por fondo, la sierra, de abruptas lomas, Con sus cahitas blancas como palomas. LA FERIA D A P U N T E S DI I vi Arábigas las casetas Lo mismo que la mezquita, No se parecen en nada A las de feria en Sevilla, Pero, como aqu Has, tienen Lse algo de Andalueia Que reflejar no es posible Ora 8 pinte ó se escriba. Mujeres hermosas, luces, Arumas y francas risas; Kn resumen, el escudo De es- ta región hermosísima: Una guitarra, unas flores, Y una andaluza mantilla En fondo azul como el c elo, Que nuestras almas cautiva. ñ r Jii V- -íí- Ja UÑOLERA Tiene lo ojos negros Como la noche, Ijleva el pelo lustroso Lleno de flores, Y con ojos y boca A un mismo tiempo, Nos brinda con la masa I le sus buñuelos. Por sus hincbadMS venas Corre la sangre