Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En Abril vuelven las aguas y los petardos por do solían Ir (Do las Memorias de un polizonte. omo me la han dado á mí A cualquiera se la dan, Porque el quU- por- cuó no tiene Nada de particular. Si las palabras tuvieran Un sentido nada más. No habría equivocaciones; Pero como que las hay Con ocho ó nueve sentidos, JMás que el hombre racional, Que á veces ni cinco tiene, Vaya usted á averiguar, -Por ejemplo, y B r o en, gracia, Si hablando del Polo están- -Cuándo Polo es apellido. Cuándo es de eletricidáz. Cuándo es polo Sur ó Norte, Cuándo es polo de cantar O cuándo es Polo de Orive. Esa es la dificultad. Ayer eu la calle un joven Con chistera y con gabán, Empezó á gritar: ¡MecacTits! Yo pensé que era jurar, Y me acerqué á reprenderlo Por contrario á la moral; Pero él me dijo: -Cristiano, ¿Quiere usté dejarme en paz? Si es que llamo a u n dibujan! e A quien necesito hablar. Lo cuento para que vea E l que menos y el que más. Que como á mi me la han dado A cualquiera se la dan. Los ensayos- ¿Y qué Ellos eran tres sujetos, -Sujetos en libertad Por sus gestos y sus trazas Me llegaron á escamar. Pues sé hacían sospechosos Observando, nada más, Su manera de vestir Y su modo de accionar. É l uno de ellos decia: -Ya todo dispuesto está. Hoy han llevado las bomba- í, Y mañana hay que empeízar Y después ¡Pam. Hoy me han dicho Que hay que kace 7 un ejemplar. ¿No está hecho el reparto? -Sí, Y todos sabemos ya Nuestros papeles. ¿Y tú? ¿Qué vas á hacer? ¿Yo? ¡Apuntar. Ha habido varias eustiones, Porque quería el galán Salir con JEI Gorro frigio, Y otro dijo; -De cantar, Se canta La Marxellesa, Y luego, para final, Manzanilla y dinamita. Mas se convino en dejar Para otra ocasión la música, Y por esta vez no ha y más, Como te digo, que i wwt. Y ¡vira la libertad! ¿No teníais en estudio Lo- í Dipritadosl- -Sí, tal. Pero el director ha dicho Que se iban á destrozar Ya tenemos apuntados Más de cien titulo! ¡Ah! -Pero hay que ensayar con orden Y mucha formalidad. -Pues la cosa va á estar buena. ¿Irás por allí? -Quizás. -Ya sabes Cabeza, veinte. ¡Jesúsl ¡Qué barbaridad! -Pensé y o. -Si los detengo. Presto un servicio especial Que tendrá su recompensa. Porque lograré salvar Veinte cabezas, el orden Y acaso la sociedad. Los detuve y ahora salen Conque cometí un desmán, Conque era un teatro casero. Conque ellos- n. h iblaban más Que de titul. ó. j, ohras Que pensaban ensayar, Tle ejemplares: áé: 6o. meáiás Y de S i5 as para el gas, ¡Y ahora se burlan de mi I Eso es una iniquidadl Pues como á mí me la han dado, A cualquiera se la dan, (De las Memorias de otro. (Música de Chueca y Valverde en La Oran vía. Yo soy un delegado, ü n hombre eomilfó, Yo tengo relaciones Con un denunciador. ¿Con Muñoz? -Sí, señor. -I Pues apaga y vamonos! CDe las Memorias de un Mono sabio. Empezó la témpora, Y hasta ahora hemos sío nosotros Los que hemos estao mejor, Porque como dijo el otro: Ya no hay toros ni hay toreros Aunque hay toreros y hay toros. JesAsl ¡O témpora, o monen! Que es ¡Oh tiempo de los monos! (De las Memorias de un conseniador. ¿Conque en Gracia ha triunfado La democracia? Pues nos han reventado. Vaya una Gracia! (De las Memorias de un reventador. Aites uan de las Viñas en Novedades, Las Recomendaciones después en Lara, Luego Las Vengadoras en la Princesa, Y La. Salamanquina luego en Eslava. Cuatro éxitos brillantes, indiscutibles Y sin yo haber podido meter la pata i) Esta vez hemos sido los reventados, Pero no quedaremos sin la revancha (De las Memorias de un desmemoriado. En este mes corriente Mucho ha pasado; Pero á mí ¡Irancamentel Se me ha olvidado. FELIPE PÍÍEE