Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA PROCESIÓN DE LAS PALMAS Ta la fragante nube que exhala el incensario Soltó tres veces nieblas de su ropaje vago, Y trea veces regadas las palmas y los ramos, uAsperges me murmuran los religiosos cantos. En medio á los ciriales que alumbran el espacio, La cruz abre y extiende sus amorosos brazos, Y una sonora antífona se eleva de los labios, Que tiene olor de cedro, de rosas y de sándalo. Cantan las puras voces: Jerusalén mirando Jesús, á sus discípulos mostróles fértil campo Donde paciente rucio comía sosegado, Y dljoles: Cegedle y al punto desatadlo. Cogiéronle y trajéronlo. Sobre sus lomos flacos Los hombres sus vestidos, gozosos, colocaron, Y á ellos Jesús subiendo, entró con lento paso E n la ciudad, que en triunfo corría á agasajarlo. Así canta la antífona, y al religioso salmo Contesta grave coro, los versos recitando: En la ciudad, los niños, de Júbilo exaltados, Al ver entrar á Cristo, se agolpan á mirarlo, Y dicen: Aquí viene la luz que ha de alumbrarnos, La redención del mundo que borra los pecados. Cuán grande es, que le cercan resplandecientes rayos, Y á recibirle vienen rindiéndole holocaustos. Las vírgenes hebreas, los débiles ancianos, Y de Israel la raza con vítores y aplausos! La procesión desfila con movimiento tardo. Con su zumbar de rezos, con su bullir compacto, Y da la vuelta al templo sobre el tapiz galano De flores que las gentes tendieron á su paso. Tras la cerrada puerta, acentos acordados Preludian en concierto bellísimo y sagrado: v o z DE DEXTEO Honores y alabanzas te rindan los humanos A ti, cima del cielo, corona de los astros.