Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
líOTA DE COLOR MERCEDES Cuanto á su retrato interior, hay que remontarse y hacer una excursión genealógica por la gente de tijera en cinto, de sombrero de Catite y greñadesordenada, para hallar la raíz del carácter y acentuar sus rasgos fisonóniicos. Mercedes desciende de gitanos, aunque ella disimularen lo físico, la procedencia. Algo, s i n embargo, publica en sus pestañas largas y negras, y en su pupila de mirar altivo, la independencia de la raza nómada. Solemnidad de desierto, sol de países meridionales, impasibilidad de caravana, que ve con indiferencia cuanto se le pone delante, algo de la majestad de la esfinge, algoinaccesible, delata en los ojos de Mercedes el origen de su raza arisca y vagabunda. No hay más remedio, mirando sus ojos profundos y grandes, que acordarse de lo egipcio, de lo bohemio, de cuanto da la línea del perfil típico del gitano, el cual es valiente para resistir con sobrada grandeza sus desgracias, y amoldable al pincel y á la pluma como materia de belleza plástica en el arte. Los gitanos son tan antiguos como la creación; temperamentos nerviosos y valientes, tanto la mujer como el hombre, han recorrido todos los países del mundo; la marcha ha sido su deleite, el ejercicio su reposo. ¿Cuándo duermen? ¿Cuándo descansan? ¿Cuándo se están quietos en un punto? Judíos errantes, vagan y vagan por todas partes. El cosmopolitismo ha nacido de ellos; el espíritu de fusión de razas, á cuya realización todo perderü su carácter, los pueblos lo típico de sus fiestas, las regiones sus colorido, las nacionalidades su ambiente propio, y todo se reducirá á seres humanos cortados por el mismo patrón, sin rasgos diferenciales ni religiones distintas, ese espíritu que todo lo convertirá en una monotonía