Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La Gaceta ha publicado un decreto prohibiendo que en adelante se echen en el vino las siguientes sustancias: Materias colorantes. -Acido salioílico. -Acido bórico. -Glicerína. -Carbones alcalinos. -Litargirio. -Sales metálicas. -Glucosa artificial. -Materias acres. -Perfumes. -Éteres, etc etc. Pero ¿veníamos hasta ahora bebiendo todas esas cosas en el vino? ¡Pues ya podemos decir que no nos parte un rayo! Y es, bien mirado, para lo que quieren ser concejales. Para que pasen los rábanos. ¡Porque parece mal que no le demos siquiera una serenata! ¡Debe de ser todo un hombre! Dofia Emilia Pardo Bazán está escribiendo una obra dramática. ¿También? Pues ya no desconfío de que un día le envíe á Cánovas un proyecto de Hacienda. En Cataluña se han constituido dos sociedades anarquistas. Una de ellas se titula Hijos de la Naturaleza Otra Los Feroces Pero ¿salen á la calle vestidos de fantasmas? Porque el caso es divertirse. ¡A qué está uno! Para ser anarquista y aburrirse como un burgués Ya dicen que no se hace La carabela. No por falta de ganas. Sino de tela. ¡Por vida del dinero! ¡Jesús qué rabia! Renunciar á una idea Útil y sabia! El señor liuiz Zorrilla Se aburre en su destierro, Y para distraerse Redacta un Manifiesto. ¡Me alegro! Que le envíe, Y nos entretendremos. Pero agradeceríamos Que le escribiera en verso, Y que en los entreactos Le leyera Mesejo. Dicen que el Emperador de Alemania ha dicho que el día menos pensado pulverizaría á Rusia. Y dicen que el Czar ha contestado: Cuando Guillermo quiera, yo arrojaré con el mayor placer medio millón de hombres sobre Alemania. Ahora lo que procede es que el medio millón de hombres den las gracias á Dios por haberles dado un Emperador tan generoso. o Seaumen áe los obsequios Que nos trae el mes de Marzo, Sin contar con el obsequio De estar Cánovas mandando: Ríos salidos de madre, Que inundan pueblos y campos; Huelgas en varias provincias; En otras varias, petardos Que estallan como volcanes, Causando terror y espanto; Robos dentro de las casas; En muchas calles, atracos; Bajando aprisa la Bolsa; Subiendo aprisa los cambios; El hambre, crece que crece; El pan, cada vez más falto; Un crimen cada domingo; Cuatio suicidios diarios, Y de propina, influenza, Y coqueluche y trancazo. Pues hay quien cree posible Que estemos peor que estamos. El Ministro de Fomento dijo el otro día en las Cortes: Las noticias recibidas hoy de las comarcas inundadas, son satisfantorias. Ya le faltó pooo para decir: ¡Qué más quisiéramos en Madrid, sino una inundación como la de Córdoba ó Sevilla! ¿Qué entenderá por noticias satisfactorias el Sr. Ministro? Ustedes dispensen si hoy no les hablo del estreno de la obra dramática de Pérez Galdós. Ahora estoy calculando cuántas cosas se podrían comprar con los cinco duros que costaba cada butaca. ¡Cinco duros! ¡Veinticinco pesetas! ¡il Cien reales! ¿Otra vez en Marina Beránger? ¡Ahora sí que no queda más que ver! Y ¿qué opinan ustedes del concejal que alquila al Ayuntamiento en 10.000 pesetas anuales una casa que sólo produce ahora 2.000? Es lo que el hombre dirá: Cuando pasan rábanos ¿No podría saberse el nombre del periodista á quien enviaron 1.000 duros para las victimas de Consuegra, y se ha comido los 1.000 duros? ¡Vamos! ¡Ya están de enhorabuena los maestros de escuela! El Ministro de Fomento se interesa por ellos. ¿Y saben ustedes lo que va á hacer? Pues dirigir una circular á los Gobernadores para que ellos dirijan otra circular á los Ayuntamientos, á fin de decirles que paguen á los maestros. ¡Gracias á Dios! ¡Porque hace más de un afio que no se pasaban circulares de esas! ANDRÉS COBZUBLO,