Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mn lEMPRE lo mismo lío hay amanecer que no concluya en la noche ¿Que deía tras de si la dicha teriena? Un saboi de suprema amargura en el alma El placer entra por el corazón como un viento de canícula que todo lo agosta. onrisa seduce, pero mata Pobre humanidad queriendo engañarse á si misma, y pobre mortal, lodo deleznable, bario quebradizo y débil que los miseros ojos de la cara se empeñan en tomar por máimol ¿Que hay en el mundo que no sea perecedero y íugaz ¡Todo envejece y se hunde en la tumba! La vida no cesa de caminar á su poniente La hermosura se marchita, la riqueza se desmorona, la gloria se nubla, la juventud pasa, el amor palidece Sólo existe una verdad eterna é inmutable la nada ¡Ea! Ya he descansado un poco Continuemos la marcha, y vamos á dejar sobre el sepulcro del iluso Carnaval la corona de siemprevivas de todos los años ¡He ahí lo que resta de su poderío! Una máscara rota, un sombrero de payaso y unos zuecos descoloridos y sucios El epitafio del Carnaval lo dicta la soledad y lo escribe el silencio Pero ¿Quién es esta criatura que llora? Oye, niño, ¿cómo te llamas? -Soy el amor báquico, señora- -Me lo figuraba E s el hijo del Carnaval- -Y usted, señora, que con tanto interés me pregunta, ¿cuál es su nombre?