Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿De qué dirán ustedes que se ríe el sujeto que ven ustedes ahi ambaV Pues de esa Sociedad que acaricia la idea de hacer navegable el rio Manzanares. No, no dirán ustedes que el año trae mala cosecha de hipérboles. Madrid, puerto de mar; Martínez Campos, arbitro; Concha Castañeda, ministro ¡Vamos, que no va á quedar nadie que no se nos suba á las barbas! Lo que á mí me preocupa es cómo se las compondrá esa Sociedad para hacer el oleaje. En fin, ¡allá ellos! ¡Qué gusto! Ya no se dirá la Virgen del PuertOj sino el puerto de la Virgen. Señor: Ya he hecho el hoyo y he encerrado los escombros. ¿Dónde echo ahora la tierra que ha salido de los escoiribros? -jijTorpe! ¡Haz el ho 3 más grandelv Y e ¡Sr. Concha Castañeda ha hecho más gran de el hoyo. ¡Dios le beudiga! Nos amenaza ima huelga de sacristanes. ¡Y poco que va á gozar Martos con esa invención! Así podrá repicar Y andar en la procesión, ¡Que es en lo que él quiere andar! Ahora han comenzado las naciones Á dar á luz sus libros: Aquí hemos publicado el libro rojo, Fiancia el libro amarillo, Y si no hay quien publique el libro verde, Es por huir del peligro De que al ver el color le hinquen el diente Ciertos hombres políticos; Que hay muchos que en materias diplomaPadecen daltonismo. ticas ¡Si yo no sé cómo esos presupuestos no se han inventado antes! Porque el presupuesto de ingresos se hace de la siguiente manera: El Gobierno, llamando á la puerta del contribuyente: En 1 S 16. -Vengo por el dinero que tenga usted en el bolsillo. Én 1880. -Vengo por el dinero y el reloj. n 1885. -Déme usted el dinero, el reloj y los pantalones. I ¿n 1890. -Sue. te usted el dinero, el reloj, los pantalones y la camisa. En 1892. -Déme usted todo lo de la otra vez y además el redaño. ¡Xada! Coser y cantar. Se ha estrenado La Bala del rifle Y ha salido torcida la bala; Y después El Demonio en el cuerpo, Que ni aquello es demonio ni es nada; Viraos luego Loa Secuestradores, Que dicen que tiene su poco de gracia. También vimos La seña Francisca, Ni fea, ni hermosa, ni buena, ni mala. Y después Thermidor ¡Qué María! ¡Cuidado si vale! ¡Cuidado si es guapa! Y por fin se hizo El Vado y la puente, Que es comedia tan mansa, tan mansa, Que de cada diez espectadores Los cuatro leían y los seis roncaban. ¡Qué éxito la lectura de los presupuestos! ¿Eh? Ahora falta saber quién va á poner tso en música. Creo que el Congreso debió haber res pondido con una salva de aplausos. Y que el Sr. Cos- Gayón debió adelantarse y decir: Señores: Los presupuestos que hemos tenido la honra de repreíentar son originales de los Sres. Eamos Carrión y Vital Aza. Porque como obra de gracia, me parece que va á ser la obra de Ja temporada. ¡Qué diantre de economistas! La ruptura de reiaciones comerciales entre Francia y España, ha producido: 1 La subilla de precio de algunos artículos en París. i. ídem id. id. en Espafia. 3. La disminución de rendimientos en las aduanas francesas. 4. Ídem id. id. en las españolas. 5. El quebranto de muchos comerciantes franceses. 6. ídem id. Id. de muchos otros españcles. Conque si esto es prosperar, Y mejorar y vivir, Nada tengo que decir. ¡Ayúdeme usté á sentir, Ó ayúdeme usté á llorar! Algunos críticos, no todos, han procedido con notoria injusticia al juzgar Thermidor. Ha habido quien ha llegado hasta decir que la obra es un ataque á la grandiosa Kevolución francesa. Convengamos en que Mr. Sardón se ha retrasado un poco. O en que la Revolución se adelantó mucho. De todas maneras, si vinieran á decirme que una pulga trataba de derribar mi casa, ¿creen ustedes que me reiría yo de la pulga? ¡No tal! ¡Del que me lo dijera! El déficit nos le han dejado que apenas se le ve. Eeducido á millón y medio de pesetas. ¿Cómo? ¡Muy fácilmente! Repitiendo aquello de: Los inventores no se duermen ni un minuto. M Ahora ha inventado un industrial de Vitoria un aparato para tocar las campanas á máquina. Dos recomendaci (mes: Compren ustedes el libro que mi compañero Pascual Millán ha puesto á la venta, titulado Menudencias. Y visiten ustedes el Salón Express que Morales ha instalado en la Carrera de San Jerónimo. Tengo la certeza de que han de decir ustedes: Vamos! ¡Este Corzuelo es chico de gusto! ¡Ya lo creo! A. CORZUELO,