Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Y NEGRO 71 devorar á ojeadas al oficial ¡Cómo! ¡No ha vuelto á ocu arse de ella por casualidad ha detenido otra sola vez los gemelos en su palco! La contempló y se encogió de hombros... El único que no ha doblado la rodilla ¡Pobre pañuelo de encaje! ¿Qué culpa tiene de la caída de la diosa? m AL DÍA S I G U I E N T E Las maniobras de caballería de esta tarde, en la dehesa de Carabanchel, han resultado lucidísimas; el mal tiempo fué causa de que no abundaran los curiosos. Uo han faltado, sin embargo, lindas aristócratas que presenciaran los ejercicios, y entre ellas vimos á cierta Baronesa viuda, que es un astro en los salones, siguiendo atentamente desde su coche, con unos anteojos de campaña, las evoluciones de la brigada de húsares. ¡Pobre reina de la ópera, destronada en el apogeo de su reinado! ALFONSO P É R E Z N I E V A CUENTOS BATURROS, POR GASCÓN Cómo se llama ese pajairaco? -No lo sé: me han dicho que vive doscientos afios, y lo he comprao pa ver si es verdad. -1 Qué haces ahí, hombre? -Estoy pescando truchas. ¡Pus me paioe que pescarás muj pocas. -Pocas, sí; pero la que pesque, muere del trancaio.