Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿Habíamos convenido en que la señora de Venus preside el año corriente? Vaya! Pues Dios se lo p a g u e ya han comenzado á cortar cabezas en Jerez. Pero no, no se alarmen ustedes, porque el Gobierno, previsor, lo sabe todo, lo ve todo lo vigila todo y lo precave todo. Conque ya me presumo yo lo que din a el Gobernador de Cádiz cuando le llevaran la noticia: -Señor, ¡queen la calle han cortado la cabeza á uno! ¡Toma! ¡Esa ya me la tenia yo tragada! Pues si sabiéndolo todo con mucha anticipación las autoridades, estuvieron los anarquistas cuatro horas dentro de Jerez, ¿qué hubiera pasado si las autoridades llegan á ignorarlo? ¡Que no hubieran salido de la población los invasores hasta que cada uno fuera dueño de una casita, y la tuviera inscrita en el Registro de la Propiedad. Ya lo dijo el sabio Gobernar es precaver. O lo que es lo mismo, traducido al lenguaje conservador Gobernar es saber á qué hora van á comenzar á cortar cabezas. X) ¿Quieren ustedes medicinas para evitar el trancazo? Pues nada más fácil: No abusar de las comidas; no abusar de las bebidas; no abusar del miedo no abusar Es decir, que si no abusan ustedes de nada y iene el trancazo ¡Serenidad! ¡Mucha serenidad! Y acudir á las autoridades de Jerez, que todo lo precaven. Y ahora, ¡venga lo que viniere! a st ¡Claro! ¿No está en moda en Francia e proteccionismo? Pues esa es una de sus manifestaciones. Perjudica á las señoras elegantes, pero favorece á las modistas. ¡Todo se queda en Francia! Y de la epidemia, ¿qué me cuentan ustedes? ¿Están ustedes alarmados? ¡A h! Pues tampoco hay motivo, porque los médicos lo saben todo, lo han previsto todo, están al tanto de todo y nos lo cuentan todo. No tienen ustedes sino coger cualquier periódico, y allí verán claro como la luz del sol, qué cosa es influenza, cuál otra trancazo, cómo se conoce el dengue, cómo el grippe ó la grippe, y cómo empieza el catarro y el sarampión y los sabañones y demás. ¿Quieren ustedes saber cómo se nota el trancazo? Pues allá v a El trancazo, coincide con estados de depresión física 6 psico- fisica del enfermo, y de otra, con a, absoluta universalidad geográfica, antropopátioa y trayectoria, independiente de las grandes vías comerciales. Más claro, ¡ni el agua cristalina y. pura! ¿Observan ustedes eso de la universalidad geográfica y lo de las vías comerciales? ¡Pues ya tienen el trancazo! Viven aquí los obreros En un orden admirable; Los domingos: Alas Ventas A echar pna cana al aire; Lunes: A formar patrullas Y á pedir pan al Alcalde. J arfes; A pasarla escoba Por las losas de las calles. Echar cigarros, charlar, Y ganar así seis reales. Miércoles, jueves y viernes: Á hacer lo mismo que el martes. Los sobados: A cobrar De fondos municipales. Y al día siguiente, vuelta A hacer ¡o que hicieron antes. ¡Vamos! No nos merecemos Tan sabias autoridades. Dios las conserve al país Para que resquiat in pace. o- ¿Lo ha leído usted? ¡Ay! ¡Gracias á Dios! ¿Qué pasa? -Que un profesor de física ha inventado un teledihto- elécirico- ferroviario. ¿Y para qué es eso? ¿Para cobrar la contribución? -No señor; para evitar los choques de los ferrocarriles. ¡Ah! Yo tengo un sistema mejor: evito los ferrocarriles, y ¡pata! Hay huelga de cocheros en París. Y huelga de ómnibus en el mismo punto. Y huelya de cocheros en Boma. Y huelga de tartaneros en Valencia. Créanme ustedes, el porvenir en materias de locomoción es andar á gatas. ¿Han oído ustedes decir que el Sr. Martos ingresa otra vez en el partido fusionista? ¡Ah! N o aun no hay nada de eso. Hasta ahora todavía están en la escena siguiente: SAGASTA. Al paño tras de la ventana MAETOS. En la calle, envuelto en una sábana, canta. Abra usted, señor Sagasta, Porque aquí impaciente espera Quien quiere ser presidente En cuanto haya cortes nuevas. SAGASTA. ¿Quién será el que habrá cantado? ¿Si será Marios, por fin. Que no cabiendo con Cánovas Se quiere colar aquí? En fin, señores, ¡música! ¡música! Ha publicado Ángel Muro Un volumen muy bonito Que se vende á medio duro Camino recto y seguro Para abrir el apetito. Contiene varias recetas Que escritores y poetas Con gracia han salpimentado, Y ¡vamos, que es regalado Por dos cincuenta pesetasl En París andan buscando á un sujeto que se entretiene en derramar un corrosivo sobre los vestidos de las señoras elegantes, y echarles á perder los trajes. Leo que el recaudador de contribuciones de Carmona ha salido alcanzado por 16.000 duros. Ustedes perdonen, pero eso no lo entiendo bien. ¿Son, los 16.000 duros los que han alcanzado al recaudador, ó es el recaudador el que ha alcanzado los 16.000 duros? Francamente, ¡no sé cómo le alcanza al país el dinero para tantos alcances! ANDBÉS C O B Z U E L O