Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mas allá de las islas Filipinas Hay una que no sé como se llama Ni me importa saberlo, en donde es fama Que jamás liubo casta de gallinas 1. -ni pájaros, ni cosa que se le pareciese. Lo qne si habia era un soberano tan friolero; que la yida se la pasaba entre estufas. 3. -Cuentan las crónicas que noticioso un extranjero de la carencia de aves en aquella comarca, tuvo la feliz idea de ooráprar una respetable partida de liuavos frescos. 3. -Fletó un barco y partió con tan preciosa carga con rumbo ¿la isla. 4: -Donde valiéndose de la ignorancia de sus habitantes, logró que los huevos de gallina pasaran como finísimas y descomunales perlas. 5. -T como de aquel tamaño ningún nacido las habrá visto, no se hablaba ie otra cosa en diez mil leguas á la redonda. 6. -Entre tanto los ediles en reunión secreta acordaron que por cuenta del vecindario se adquiriesen las ocho perlas mayores, con objeto de engarzarlas en la corona que según costumbre anualmente regalaban al monarca. Tv- -Dicho y hecho; hízose la compra, y uno de los más reputados artífices fué el encargado de fabricar una- orona que lya yai -lY efectivamente daba gloria el verla! O. -Terminada la alhaja, el alcalde presidente fué designado para ponerla en manos del augusto fceñor. í O. -El aidl recibió el presente con inequívocas muestras de admiración. 1 1 -Decidiendo, en prneba de deferencia, usarla á diario. 1 S. -Hasta qne el ealor de la habitación hizo lo demás.