Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Guisando eva im Ángel Muro Con enaguas y con trenza, Pues á Yeces me ponía Las alcachofas rellenas Y las natillas de un modo Que daba gozo comerlas. Es claro, como tenía Tan Ibuen oído ¡por fuerza! En fin, tras perder el tiempo Con un director de orquesta, Fué y se casó con un trompa Que hoy anda á trompis con ella. Dejándome sin sus guisos, Sin su charla sempiterna Y sin doce cucharillas Que se llevó en una cesta! Transcurrida una semana. Entró á servirme una Tecla, Y NEGRO No el doctor) limpia y esbelta. Con buenos pies, á Dios gracias. Mas con tan mala cabeza, Patizamba y con bigotes, Un marimacho de Béjar Con una nube en un ojo Y en el otro una centella, y con un hambre canina De esas que nada respetan. Pronto logró que mi gato De inanición falleciera. Pues le compraba cordilla Y se la comía ella; Y la eché, porque una noche Se me comió una zarzuela Que yo estaba tenninando. Titulada Las, Galíétag, Tomé después á Gertrudis Arreguibarrenechea, Hija de Tolosa (el pueblo, Que padecía á menudo Distracciones de primera. Tales cómo echar bencina. E n vez de aceite, á las berzas, Y limpiarme los boliches De la cama con canela. Harto de aguantar criadas Y agotada mi paciencia, He resuelto, en adelante, Sér yo mi propia doméstica, Por más que no estoy muy guapo Con pañuelo á la cabeza. Yo iré á comprar, y en la calle lío estaré las horas muertas. Pues ni andaré con soldados, ÍTi hablaré con la portera Mientras siga con la cara Que tiene de comadreja Yo cuidaré mis pucheros, Yo planchar 4, mis pecheras, Y o barreré liiis pasillos, Yo guisaré mis chuletas, Y, por último, señores, Siempre que yo no lo vea. Por hacer lo que hacen todas. Me sisaré lo que pueda. Pero ¿aguantar más pindongas En mi casa? ¡Bueno fuera! ¡Vayanse al cuerno las Brunas! ¡Llévese el diablo á las Teclas! J U A N PÉREZ ZüNIGA. 1