Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS ACTORES ESPAÑOLES PEDRO mi BE AMM Está emparentad, con la aristocracia- -aunque le esté mal el decirlo. Hijo de un distinguido jefe militar, tenia ya marcado su rumbo sin dudas ni vacilaciones. I Era militar el padre? Militar había de ser el hijo. ¿Por qué? Pues... por eso. Principiaba el buen Perico la carrera de las armas, en lo más tierno de su juventud cuando tuvo la desgracia de perder al autor de sus días. No debía de sentir gran vocación por I Bi íHk v Q k el arte de la guerra, por cuanto que, al lW A SBI BF verse dueño de su voluntad y de sus acfr g tj cienes, despidióse prontamente de Marte para echarse en brazos de Talia, diciendo como tantos otros: -Quiero ser cómico. Y lo fué, en efecto, no sin producir indignación y escándalo en el ánimo de sus encopetados parientes. Sin curarse poco ni mucho de las fulminantes excomuniones de su cariñosa familia, contratóse en el antiguo Suíó i Jislava con el sueldo de cixco EEA. LES diarios, todos los días para él solo. Por lo visto, entonces no estaba el teatro como hoy. Ahora, cualquier muchacho de mediana disposición que tenga desparpajo, que sepa saltar ágilmente é imitar á algunos animales (aunque no sepa gramática) sienta plaza de actor genérico Ql con tres ó cuatro duros de sueldo por el pronto. ¡Por el pronto 1 Que á la vuelta de dos ó tres años ya se sabe, PRIMEE iCTOE Y DIEECTOE, con diez ó doce duros... no todas las semanas, sino todos los días Pedro Euiz de Arana no tenia parientes ni amigos en el teatro, y entró gananio, como queda dicho, cinco reales. Ahora figúrese el lector el talento, la constancia y la fuerza de voluntad que se necesitan para llegar desde tan modestísimo principio á ocupar una posición brillante en uno de los principales teatros de Madrid, como es el de Lara. Arana ha hecho su carrera á pulso y á punta de lanza, como suele decirse. Por eso es sólida y firme su reputación. Dotado de extraordinaria flexibilidad, le son familiares todos los géneros, y desde el sombrío bandido de Deuda de saníjre hasta el regocijado sastre de El leñor Oohermdor, toca todas las cuerdas y da todas las notas de la escala aitística. En la tragedia El Gladiador de Báoena, representada en Novedades, estrenó un papel muy á satisfacción de D. José Echegaray, y formó parte durante una ó dos temporadas de la compañía del inolvidable Rafael Calvo, compañía esencialmente dramática. Cuando se construía el teatro Lara, Euiz de Arana actuaba en Apolo y gozaba ya, por aquella época, del favor y de las simpatías del público. Para una solemnidad artística se representó en Apolo El tantopm ciento. Ayala dirigió los ensayos de su obra predilecta, y Euiz de Arana, que hacia el papel de criado, tuvo la honra y la satisfacción de merecer incondicionales elogios del autor insigne. En unión de Julián Romea y de Antonio Biquelme, inauguró el teatro Lara, donde aun permanece y del cual sólo ha faltado dos temporadas, En la comedia El señor lotemaior.