Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Y NEGRO Y es natural. Aun dentro de la monstruosidad debe haber la en idia que devora á todos los individuos de una misma profesión, arte ú oficio. Será de oir cuando el enano haga alarde de su pequenez ó cuando la sirena se burle de la giganta china. De un hombre todo jorobas, decía el camarero que había dado pruebas de tener una alma muy hermosa. Recordé sin querer tantos buenos mozos con alma atravesada, y tantas herniosuras perversas. La Biblia dice que al crear Dios al hombre le hizo á su imagen y semejanza. Este lenguaje bíblico es muy vago. EiTSEBio BLASCO. LA VIDA EN FERROCARRIL Un tren rápido es la vida, Que tiene su horario aparte. I Que nace el homtrc? Pues parte De la estación de salida. Luego el niño va crecicndf) Y va la marcha apretando, Y leña le Tan echando Y Ta la máquina ardiendo. Es continuo el trepidar, T en su marcha, que no cesa, La mujer es la traviesa Que le hace descarrilar. Si es de rostro encantador Y de aire fino y simpático. Entra sin reno automático Por los rails del amor, Y quiere que en mutuo afecto Se unan sus dos corazones, Y que sean dos vagones Que yengan en tren directo. Se hace despilfarrador Y enemigo del ahorro, iieclama un tren de focorro Le padre, tío ó tutor. Muchas veces suele entrar Por los carriles del bien, Y entonces so para el tren En la estación do Casar. Y al ponerse en marcha lucííf) Va el hombre mucho mejor; La mujer carga el vapor, Y la suegra atiza el fuego. Entre curvas y libazos, Túneles de desventuras. Que es cuando el hombre va á obscuras Y teme hacerse pedazos. Llega al fin el disco á ver De la última estación, Que ya se acabó el carbón Y parar es menester. Es su marcha más incierta, Y diciendo: Me despido Lanza el último silbido Y pasa á la víoj mv. erta. Esta es la vida: un ragón Con su máqniv, a 2 iioto; Mucho humo, mucho alboroto, Y luego iplaf! la explosión. R A F A E L G A U G I A Y SAXTISTEBAN